07 de diciembre de 2022
07 de diciembre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Requerimiento de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N°32
Pidieron juicio oral para siete personas acusadas de conformar una asociación ilícita que cometía delitos contra la propiedad
Se les imputa, entre otros hechos, un robo con armas a dos personas ocurrido en un cajero automático de la Avenida Córdoba, en el barrio porteño de Balvanera, y otro a la dueña de una carnicería de la localidad bonaerense de Dock Sud.

El responsable de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N°32 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Leonel Gómez Barbella, y la auxiliar fiscal Fernanda Insaurralde solicitaron al titular del Juzgado Criminal y Correccional N°6, Osvaldo Rappa, la elevación a juicio parcial de la investigación seguida contra seis hombres -uno de ellos detenido en una unidad carcelaria- y una mujer acusados y acusada de integrar una asociación ilícita que cometió al menos dos robos con armas, uno en el barrio porteño de Balvanera y otro en la localidad bonaerense de Dock Sud.

La representación del MPF solicitó asimismo el sobreseimiento de los implicados en algunos de los sucesos y la extracción de testimonios para profundizar la investigación respecto de otros posibles hechos atribuibles a la organización.

Los hechos

La investigación sobre la banda se originó el 12 de febrero pasado, a raíz de una serie de escuchas telefónicas practicadas por el Juzgado Federal de Tres de Febrero, en el marco de una causa por posible comercialización de estupefacientes. En las comunicaciones surgían conversaciones con un usuario -que luego resultó ser el líder de la organización- que, si bien no se relacionaba con los hechos allí investigados, se evidenciaba que participaría en otros delitos de acción pública.

Los informes brindados por la División Operaciones Federales de la Policía Federal Argentina y la labor de la División Investigación del Robo Organizado de la Superintendencia de Investigaciones Federales de la misma fuerza permitieron establecer la identidad del cabecilla y los demás involucrados en la organización dedicada a cometer delitos contra la propiedad.

A sus miembros se les imputó, entre otros hechos, el suceso ocurrido alrededor de las 18.00 del 6 de febrero pasado en el sector de cajeros automáticos de la sucursal del Banco Galicia situada en las inmediaciones de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires, en la Avenida Córdoba al 2000, en el barrio porteño de Balvanera.

Las personas asaltadas a la salida del cajero sufrieron el robo de 15 mil y 10 mil pesos y de sus teléfonos celulares. La dueña de la carnicería fue despojada de diferentes objetos y de 480 mil pesos destinados al pago a proveedores

En esa ocasión, un hombre y una mujer que acababan de extraer dinero del cajero automático fueron abordados por dos hombres armados, quienes les exigieron que entregaran sus pertenencias. El hombre les entregó 15 mil pesos y su teléfono celular, mientras que la mujer también entregó su teléfono y 10 mil pesos. Tras ello, los imputados escaparon del lugar en dos vehículos que los aguardaban en las inmediaciones.

Las víctimas denunciaron lo ocurrido en la Comisaría Vecinal 3A de la Policía de la Ciudad, y la investigación tramitaba ante la Fiscalía Criminal y Correccional N°8 y el Juzgado Criminal y Correccional N°31.

Otro de los sucesos imputados a la banda tuvo lugar a las 7.30 de la mañana del 23 de abril pasado, cuando la dueña de una carnicería de la localidad bonaerense de Dock Sud llegaba al comercio con dinero para pagarle a proveedores. Uno de los imputados -que era empleado de la carnicería y sabía del movimiento del dinero- la esperaba en la puerta. Mientras la mujer descendía de su vehículo fue interceptada por dos hombres que le arrebataron su cartera. La secuencia quedó registrada por las cámaras de seguridad de un comercio vecino.

Tras desapoderar a la víctima de su bolso -donde tenía 480 mil pesos, su teléfono celular, su billetera con documentación y las llaves de su vivienda, del local y del automóvil-, los imputados escaparon en un Volkswagen Cross Fox, donde los esperaba la mujer imputada y otro cómplice.

A raíz de los sucesos ocurridos, se ordenó el allanamiento de las viviendas de los implicados. Así, en el domicilio del líder de la organización, en el partido bonaerense de Dock Sud, se procedió a su detención y a la incautación de un revolver calibre 38. Smith & Wesson con seis municiones colocadas, una pistola calibre 9mm con su numeración borrada y trece balas, municiones y un equipo de comunicación, junto a otros elementos de interés para la investigación.

El pedido de la fiscalía

En su requerimiento, Gómez Barbella e Insaurralde le imputaron a los seis hombres y a la mujer “haber integrado una banda destinada a cometer delitos indeterminados entre los que se encuentran delitos contra la propiedad, contra la seguridad pública y contra la administración de justicia, con permanencia en el tiempo y división de roles”, para lo cual se habrían valido de un Volkswagen Cross Fox y un Chevrolet Corsa y de seis equipos de trunking -radiocomunicación- que uno de los imputados había obtenido de su lugar de trabajo.

Sobre uno de los acusados, la fiscalia precisió que “desempeñó un rol diferencial jerárquico como organizador del grupo, quien no solo hacía de nexo entre cada uno de los miembros, sino que además se ocupaba de la planificación de los hechos, e inclusive, intervino en su ejecución receptando información e impartiendo directivas”. El MPF agregó que los restantes imputados contribuían en la planificación y en la provisión de armas y municiones, como así también brindaban la información para ejecutar los robos y asegurar su impunidad.

En virtud de ello, la fiscalía solicitó al juez Osvaldo Rappa la elevación a juicio parcial de la investigación en orden al delito de asociación ilícita, por el que uno de los imputados deberá responder como líder y los restantes como miembros. Asimismo, respecto del hecho ocurrido en el cajero automático, solicitó que dos de los hombres y la mujer sean enjuiciados como coautores y coautora de robo agravado por haberse cometido con arma de fuego cuya aptitud para el disparo no puede tenerse por acreditada y en poblado y en banda.

Otro de los implicados fue imputado en aquellos hechos como partícipe necesario. Este último también responderá en tal calidad por el robo a la dueña de la carnicería, junto a otros dos hombres y la mujer, en orden al delito de robo agravado por haberse cometido en poblado y en banda. Finalmente, la fiscalía pidió que el cabecilla de la organización también sea sometido a juicio por la tenencia ilegal de armas de guerra.

En su presentación, el fiscal y la auxiliar fiscal postularon el sobreseimiento de los implicados en parte de los hechos investigados, en línea con lo solicitado por sus defensas en ocasión de la apelación de sus procesamientos. Asimismo requirieron la extracción de testimonios para continuar la investigación respecto de otros posibles hechos atribuibles a la organización.