03 de diciembre de 2022
03 de diciembre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervino la fiscal general Vivian Barbosa
Posadas: penas de hasta 12 años de prisión en el juicio a los “narcopenitenciarios”
La máxima pena la recibieron dos miembros del Servicio Penitenciario Federal y un comerciante, quienes habían sido apuntados por la Fiscalía como los líderes de la organización criminal, descubierta en 2011 cuando transportaban dos toneladas de marihuana en un camión de la fuerza. Además, el tribunal oral federal aplicó penas de prisión a otros tres partícipes de la banda.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Posadas condenó a 12 años de prisión a los máximos responsables de una banda narcocriminal integrada por miembros del Servicio Penitenciario Federal (SPF), que había sido descubierta en 2011 cuando transportaba dos toneladas de marihuana en un camión de la fuerza. Además, a otros tres les aplicó una pena de seis años y otras dos de tres años y ocho meses, respectivamente.

En concreto, los jueces Lucrecia Rojas de Badaró, Eduardo Belforte y Fermín Amado Ceroleni consideraron que el entonces jefe de la División Suministros del SPF Armando Hipólito Vallejos, de 52 años; el ayudante de primera retirado Hernán Raúl Vargas, de 46, y el comerciante Juan Darío Betros, de 38, resultaron coautores del delito de “organización de actividades del tráfico de estupefacientes”, por lo que recibieron la pena de los 12 años. A la vez, además de ir a prisión, deberán afrontar una multa de cinco mil pesos cada uno.

Por otra parte, el también comerciante Sandro Néstor Zalazar (25) fue condenado a seis años de prisión y al pago de una multa de mil pesos. Mientras que los hermanos Darío (47) y Javier (23) Samudio fueron los que recibieron la pena de tres años y ocho meses de cárcel y una multa de 500 pesos cada uno. En estos dos casos, la sentencia fue conmutada por el período que pasaron en prisión preventiva hasta llegar al juicio, por lo que recuperaron la libertad.

Finalmente, fueron absueltos el ayudante principal Emar Favián Tévez, quien manejaba el camión que transportaba la marihuana; el ayudante de cuarta Sergio Daniel Briñoccoli, quien cumplía funciones de chofer y acompañante del camión que llevaba la droga; el chofer Julio Otto Schwarz; la mucama Virginia Mabel Samudio; la empleada María Estela Montiel, y el plomero Emilio Miguel Betros. Respecto a estos dos últimos, la fiscal general que llevó adelante la acusación, Vivian Barbosa, ya había solicitado su absolución por considerar que la participación de ambos en la organización criminal no pudo ser acreditada.

En diálogo con Fiscales, la representante del MPF -quien fue asistida por los fiscales ad-hoc Pablo Di Loreto y Diego Stehr debido a la complejidad y envergadura del caso- señaló estar conforme con las condenas dictadas, debido a que se había logrado probar la culpabilidad de los líderes de la organización criminal, Betros y Vargas, y del entonces jefe a cargo de la División Suministros del SPF, Armando Hipólito Vallejos, responsable del camión que circulaba por la ruta 12 cuando fue detenido por la Gendarmería Nacional. A esta último, desde la fiscalía lo habían considerado partícipe necesario del transporte del estupefaciente, agravado por la participación de tres o más personas.

Los fundamentos del fallo serán dados a conocer por el tribunal el próximo 29 de mayo.

El caso

El 24 de mayo de 2011 la Sección Puerto Rico (Misiones) de la Gendarmería Nacional detuvo durante un operativo de control vehicular sobre la Ruta Nacional 12, a la altura del kilómetro 1466,5, en el paraje Mbopicuá, un camión del SPF que circulaba en dirección norte-sur. "Concitó la atención de los efectivos de Gendarmería Nacional ver un camión de esa fuerza en ese sector [noreste] de la provincia de Misiones, conociendo que la única unidad de ese Servicio tiene su asiento en la ciudad de Candelaria [en el sur provincial]", dejó asentado en el requerimiento de elevación a juicio la fiscal de Eldorado, Liliam Edith Delgado.

La acusación del Ministerio Público consignó que, con el vehículo detenido a la vera de la ruta, el perro adiestrado de la Gendarmería comenzó a "correr, desesperarse y jalar insistentemente la correa que lo unía a su guía".

A partir de esa situación, los gendarmes solicitaron al Juzgado Federal de Eldorado la orden para requisar el vehículo de carga, supuestamente afectado a una mudanza, según alegaban los penitenciarios. La droga se encontraba en 26 cajas de madera, que contenían "gran cantidad de paquetes rectangulares sólidos, algunos envueltos con cinta adhesiva azul y otros de color marrón". En total, fueron hallados 2763 paquetes que en su conjunto contenían 2296,62 kilos.

Según la acusación, en 25 minutos Tevez llamó a su jefe Vallejo desde el costado de la ruta donde había sido retenido el camión que conducía. Los testimonios de la gendarmes permitieron conocer parte del contenido de las conversaciones. "No me deje solo", le pedía.

La detención de Tevez y Briñoccoli y el secuestro de la marihuana fue el inicio de la investigación, que luego llevó al resto de los integrantes de la organización. La detención de Betros ocurrió en octubre de 2011 en el marco de un procedimiento para el que fue convocado el Grupo Especial de Operaciones Federales (GEOF), en un aserradero de la localidad de Garopá, en las afueras de la capital provincial, Posadas. Durante un tiroteo, murió a quien los medios locales -que rotularon el caso como el de los "narcopenitenciarios"- sindican como el cabecilla de todos, el paraguayo Daniel Vargas Rodríguez.