01 de julio de 2022
01 de julio de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
En línea con lo dictaminado por el fiscal Ariel Yapur
Rechazaron la excarcelación a uno de los hombres que explotaba el prostíbulo "Pampita"
En la causa hay cinco policías que están acusados de “proteger” el local, ubicado en el barrio porteño de Belgrano. Uno de ellos había pedido su excarcelación hace dos meses y también se la denegaron.

El Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº24 le denegó la excarcelación a Antonio Chiaradia, dueño del prostíbulo “Pampita”, en la causa donde se investiga la “protección exclusiva” de la policía que tenía el local. El fiscal Ariel Yapur había dictaminado en esa línea: uno de los argumentos que esgrimió fue el fluido vínculo que tenía con los funcionarios policiales.

En la causa se investiga la conformación de una asociación ilícita integrada por policías de la Comisaría 51ª que brindaba protección “exclusiva” al local ubicado sobre la calle La Pampa al 600. Además, se los acusó de adulterar documentos públicos y de recaudar dinero ilegalmente, para lo cual le exigían a dueños de restaurantes en Belgrano que paguen a cambio de protegerlos.

El comisario Héctor Palacio, el subcomisario Leonardo Avallay, el cabo Alfredo Gonzalo Orbe Carmona, el oficial ayudante Gabriel Damián Nieves y el suboficial escribiente Pedro Cataldo son los policías imputados. Cataldo había pedido la excarcelación pero hace dos meses el Tribunal la rechazó. El séptimo acusado es José Ignacio Daguerre, encargado del lugar.

El caso Chiaradia

El hombre está acusado de los delitos de “amenazas simples cometidas en dos oportunidades, amenazas coactivas y coautor de promoción o facilitación de la prostitución, aunque mediare el consentimiento de la víctima”. Los jueces Marcelo Alvero y Raúl Llano explicaron que de acuerdo a la escala penal prevista, en caso de ser condenado, no sería de ejecución condicional.

Marcaron que, por la complejidad del caso y los vínculos que unirían a los imputados, hay cierto riesgo de que si Chiaradia recupera su libertad podría intentar entorpecer la investigación. Resaltaron una conversación telefónica que señaló la Fiscalía en su dictamen entre el acusado y uno de los policías, lo que permitiría inferir un “fluido vínculo” con los funcionarios.

En línea con lo expuesto por Yapur, los jueces consideraron que el otorgamiento de la libertad anticipada implicaría un obstáculo en la marcha del proceso. La fiscalía hizo hincapié en la acusación por amenazas contra los denunciantes que tiene Chiaradia. Por último, tuvieron en cuenta que el acusado está en prisión domiciliaria desde mayo, por lo que la prisión preventiva en la que se encuentra no es “en extremo gravosa”.

El expediente recayó en el Tribunal luego de la instrucción realizada por el juez Alberto Baños y el fiscal José María Campagnoli. En enero de este año, cuando fueron confirmados los procesamientos, la Cámara de Apelaciones había catalogado a los policías como parte de “una estructura estable destinada a llevar adelante una pluralidad de planes delictivos”.