07 de julio de 2022
07 de julio de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene la Fiscalía de Instrucción N°21
Realizan dos allanamientos en domicilios donde funcionaría una red internacional de pedofilia
La causa se inició a través de una denuncia realizada por la policía de Israel que acusaba a dos cuentas de origen argentino de “producción, tenencia y distribución de pornografía infantil”. El fiscal Diego Luciani solicitó las órdenes de allanamiento en dos viviendas de donde se secuestró material que deberá ser investigado.

A pedido del fiscal Diego Luciani, a cargo de la Fiscalía de Instrucción N°21, el juez Gustavo Carvajal ordenó el allanamiento de dos domicilios particulares ubicados en la localidad de Monte Chingolo y Remedios de Escalada, que pertenecerían a una persona acusada de integrar una red internacional de pedofilia.

La causa se inició el pasado 13 de noviembre de 2013, luego de la denuncia realizada por la Interpol Jerusalen/Israel a la División Delitos Tecnológicos de la Policía Federal Argentina, que acusaba a una cuenta argentina de “producción, tenencia y distribución de pornografía infantil”. Para ello, aportaron un disco compacto que contenía el material pornográfico y los correos electrónicos involucrados.

Como consecuencia, se dio intervención al Área Especial de Investigaciones Telemáticas de la Policía Metropolitana quienes en un primer momento procedieron a analizar la información contenida en dicho disco compacto y constataron que entre la casilla de correo electrónico argentino y el usuario israelí había intercambio multimedia de pornografía infantil.

Para ilustrarlo, los especialistas tradujeron un mail en el que el usuario israelí le pedía al argentino la remisión de mayor cantidad de material con niños.

Por otra parte, se pudo determinar que el IP (dominio del mail) pertenece a la empresa Telefónica de Argentina, que informó que la totalidad de las IP descriptas habían sido asignadas al abonado cuya titularidad responde a un hombre con domicilio en la localidad de Monte Chingolo, provincia de Buenos Aires.

Así también se constató que la otra dirección de correo electrónico se utilizó para la creación de una página web desde donde se publican fotografías e imágenes correspondientes a niñas menores de edad y en posturas sugerentes, las cuales serían de producción local.

Luego de las investigaciones del material y de los inmuebles pertenecientes al acusado, se pudieron establecer características edilicias similares entre las fotos de los menores publicadas en el sitio web y uno de los domicilios del acusado.

Sobre la base de lo anterior, el fiscal solicitó “en forma urgente, y de manera simultánea”, las órdenes de allanamiento en dos viviendas con el objeto de proceder al secuestro de ordenadores, dispositivos de almacenamiento de información, dispositivos con conectividad a internet y/o cualquier otro dispositivo electrónico con capacidad de captar copiar, producir, reproducir o almacenar datos o documentos informáticos, así como también todo ornamento, fotos, escritos y/o cualquier otro elemento con soporte material que se relacione o vincule con la maniobra investigada. Además, pidió individualizar a los moradores de las viviendas indicadas y solicitó colaboración al Área Especial de Investigaciones Telemáticas de la Policía Metropolitana.

Finalmente, como resultado del allanamiento en el domicilio ubicado en Remedios de Escalada, se identificó a dos personas y no se secuestró elemento alguno. En la vivienda del fondo del terreno se identificó al imputado, a su hermano y se secuestró material pornográfico, entre otros registros.

Mientras que del resultado del allanamiento en domicilio de Monte Chingolo, desde donde se realizó el intercambio de material pornográfico, se identificaron a dos personas y se secuestraron 21 discos rígidos, cinco discos externos, seis CPU, una notebook, una consola de video juegos, tres celulares, dos monitores, 23 discos ópticos, 1645 discos (películas truchas), 11 carpetas con láminas, un sobre con documentación relacionadas a los DVDs y películas apócrifas.

Todo este material deberá ser peritado para seguir el curso de la investigación correspondiente.