30 de mayo de 2024
30 de mayo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Tras un pedido de la Fiscalía Federal N° 2 de esa ciudad
Rosario: reclaman que una investigación a un grupo de gendarmes por allanamiento ilegal y extorsión continúe en la justicia federal
El Juzgado Federal Nº3 coincidió con el fiscal Claudio Kishimoto y envió un oficio a la justicia provincial para que se inhiba de seguir interviniendo y remita lo actuado hasta el momento. Hay cuatro agentes detenidos, a los que también se les endilgaron los delitos de robo calificado, privación ilegítima de la libertad y amenazas.

El Juzgado Federal N°3 de Rosario solicitó a la justicia provincial de Santa Fe que se inhiba de seguir interviniendo en una causa que investiga a cuatro gendarmes por la presunta comisión de los delitos de allanamiento ilegal de domicilio, robo calificado agravado por ser cometido en poblado y en banda con armas de fuego, privaciones ilegítimas de la libertad calificada por ser cometida con violencia o amenazas y extorsión. El pedido fue remitido por el juez federal de primera instancia Carlos Vera Barros tras coincidir con lo dictaminado por la Fiscalía Federal de Primera Instancia Nº2 de Rosario, interinamente a cargo de Claudio Kishimoto, quien había sostenido que la pesquisa es competencia del fuero de excepción.

Los agentes se encuentran con prisión preventiva por la investigación de estos hechos. Se trata de crímenes que habrían sido perpetrados por parte de personal de Gendarmería Nacional Argentina sobre vecinos del barrio la Tablada de esa ciudad.

El juzgado y la fiscalía del fuero de excepción coincidieron, al postular la inhibición de sus pares provinciales, en que los sucesos “resultan ser competencia del fuero federal, ya que las posibles maniobras delictivas habrían sido cometidas por funcionarios de Gendarmería Nacional Argentina, en ejercicio de sus funciones y utilizando ese carácter para tal fin, afectando y comprometiendo el interés y la seguridad de la Nación”. En este mismo sentido, en la resolución de Vera Barros se citó jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que señala que “incumbe a la justicia federal investigar los delitos que corrompen el buen servicio de los empleados de la Nación”.

El juez federal coincidió con lo dictaminado por la Fiscalía Federal Nº 2 de Rosario, interinamente a cargo de Claudio Kishimoto, y requirió que los magistrados provinciales se inhiban de seguir interviniendo

Los hechos

La denuncia que señala a los efectivos de Gendarmería fue realizada por un vecino, que relató que los efectivos se presentaron en su domicilio con el uniforme identificatorio de la fuerza, lo golpearon y forzaron a ingresar a su vivienda, en la cual se encontraba su familia. Una vez adentro, los agentes le habrían exigido entrega de droga, armas, dinero en efectivo, mientras lo golpeaban nuevamente y le exigían información sobre la venta de estupefacientes en el barrio.

De acuerdo al pronunciamiento del juez, los gendarmes le habrían señalado un día y un horario para que entregue el dinero exigido, bajo la amenaza de que si no cumplía debía trabajar para ellos en la venta de drogas. Asimismo, el denunciante señaló que durante el allanamiento ilegal, los agentes extrajeron de la casa algunos bienes y dinero en efectivo. Frente a ese escenario, el Ministerio Público de la Acusación autorizó una entrega vigilada, que derivó en las detenciones del sargento Néstor Manuel Cabrera, el cabo Juan Ramón Galván, el cabo 1ero. Armando Daniel Moreira y el alférez Roberto Nicolás Florentin.

El juzgado federal mencionado ya libró un oficio para que el Ministerio Público de la Acusación de la 2da. Circunscripción de Santa Fe y la jueza de Garantías se inhiban de seguir interviniendo y remitan las actuaciones.