26 de noviembre de 2022
26 de noviembre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
La fiscal del juicio por las coimas en el Senado
Sabrina Namer: "En determinados juicios es importante la participación de la ciudadanía"
En esta segunda parte de la entrevista, la representante del Ministerio Público da su opinión sobre la importancia de celebrar un debate oral y público en una causa como esta: "El juicio siempre fortalece las instituciones", señala. También se refirió a la dificultad de probar un hecho de corrupción .

-¿Cómo se organiza el trabajo de una fiscalía para poder abarcar una causa como ésta?

- En lo personal, a mí me tocó trabajar en muchas causas grandes: trabajé para la Cámara del Crimen en la causa Cromañon, trabajé con la causa IBM y una ya adquiere una técnica para el trabajo en causas de este tipo. Es muy importante la prolijidad, la experiencia. Desde el primer momento hay que delinear una hoja de ruta para lo que se va a hacer en todo el juicio, diferenciando los temas, viendo quiénes los van a abordar, cómo se divide el trabajo y, en base a eso, establecer la estrategia que va a tener la fiscalía. También es vital que identifiquemos cuáles son los planteos que vienen haciendo las partes durante la instrucción para saber con qué nos vamos a encontrar durante el juicio y cómo podemos sortearlos.

-En el imaginario popular hay una idea que consiste, básicamente, en que los hechos de corrupción son casi imposibles de probar. ¿Qué tan díficil es en realidad?

- Es muy difícil probar hechos de corrupción porque están provocados por el poder, desde el poder y para el poder. Se modifica lo que uno tiene en cualquier caso en cuanto a presión de la prueba,  en cuanto a posibilidades de ocultar la prueba. Se parte de supuestos totalmente diferentes.

Por esto mismo, a partir de esta dificultad probatoria, los instrumentos internacionales contra la lucha de la corrupción, por ejemplo la Comisión de las Naciones Unidas, establecen que los Estados adopten técnicas de investigación especiales, como por ejemplo cámaras ocultas, o tecnología que nos permita generación de pruebas. En general esas pruebas provienen de los propios involucrados en el hecho o la puede provocar un tercero, pero a partir de una confesión, de una camara oculta, etc.

De hecho, los instrumentos internacionales instalan la necesidad de una figura como el arrepentido, porque se parte de la base de que si alguien no cuenta, alguien que haya intervenido en el hecho, es muy difícil reconstruir la historia porque hay toda una connivencia en ocultar, una ingeniería para ocultar estos hechos.

-En su alegato nombró a las instituciones del Estado y a la percepción social negativa que había sobre estas cuando comenzó el juicio ¿Cree que se modificó dicha percepción?

- El juicio siempre fortalece las instituciones. Creo que lo peor que nos puede pasar, más allá del resultado del juicio, es que quede esta cosa en el colectivo de “esto existió pero no fue probado”. Si hay una condena va a ser "existió y fue probado". Y si hay una absolución seremos muy respetuosos de los argumentos del Tribunal y eventualmente de los recursos que interpondremos. Pero por lo menos habrá una verdad formal sostenida por los tribunales de diferentes instancias que le den un cierre.

Siempre es bueno que haya un cierre, más en un proceso en el que se debatió muy profundamente como en este juicio, donde todas las partes dijimos lo que teníamos que decir. Más allá de una absolución o una condena, que haya una decisión institucional y que se hayan ventilado estos hechos en un juicio es muy importante.

Creo que las instituciones pueden verse fortalecidas con las cosas que se hagan después del juicio, con políticas institucionales a partir de los ejes abordados en el juicio. Me parece que es muy importante que haya algún trabajo sobre cómo se rinden los gastos reservados, el derecho a la sociedad a saber qué pasa en un organismo de inteligencia que maneja cifras millonarias y que nadie sabe para dónde van o que nadie puede controlar. Hay que fomentar la participación de la ciudadanía en los actos de gobierno, que la gente se involucre. Estas cosas tienen que ver también con reforzar desde la prevención.

- ¿Cómo podría involucrarse más la gente?

- Eventualmente, vamos a ver cómo son los términos de la sentencia, pero posiblemente si en un caso así hubiese participado de alguna otra manera la gente, si hubiera sido un proceso más democrático en cuanto a participación ciudadana, es muy probable que las decisiones o las soluciones fueran diferentes.

Creo que sería interesante pensar en cómo la percepción de la gente puede cambiar un juicio. A veces el sentido común o la valoración que pueda tener la gente, con instrucciones claras para valorar, porque es una causa penal, puede ser valioso. En determinados juicios, en determinados casos es importante la participación de la ciudadanía en todas las instancias.

-¿Se puede tomar este caso, este juicio, como ejemplo para trabajar futuras causas?

- Creo que hay muchísimos temas para hablar a futuro, muchas cosas que uno tiene que recoger de este juicio para seguir trabajando. En la medida de lo posible el Ministerio Publico, en cuanto a política institucional, puede recoger esta causa para, eventualmente, instrumentar con otros poderes algunos mecanismos, decir cuáles fueron las dificultades probatorias del caso y cómo se puede trabajar también para que esto no ocurra con otros expedientes. Hasta incluso institucionalmente el caso mismo puede ser interesante en cuanto a estrategias de debate, para aprender cosas que hacen las defensas. Hay mucho para trabajar; este juicio en ese sentido es absolutamente enriquecedor, muy pocos juicios tienen estos componentes.

Primera parte de la entrevista a la fiscal Sabrina Namer.