18 de mayo de 2022
18 de mayo de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervino el fiscal general Carlos Cearras
San Martín: condenaron a cuatro personas por el secuestro extorsivo del padre de Carlos Tevez
Los imputados recibieron penas de entre 5 y 12 años de prisión. También están acusados por participar en otro hecho similar y sustraer un vehículo que usaron en la privación de libertad del padre del futbolista. Otros dos hombres fueron absueltos.

Con la intervención del responsable de la Fiscalía General N°4 ante los TOF de San Martín, Carlos Cearras, el Tribunal Oral Federal N°4 de esa jurisdicción condenó este lunes a Jonatan Romero, Carlos Sebastián Zapata, Sergio Ramón Lugo y Juan Carlos Baeza Portillo a penas de entre 5 y 12 años de prisión, por su intervención en dos secuestros extorsivos y un robo automotor. Asimismo, los jueces dispusieron la absolución de Valentín Barrios y Ramón Chazarreta.

Los hechos

El primero de los hechos analizados en el debate oral tuvo lugar el 27 de julio de 2014, alrededor de las 20.00, cuando un hombre que conducía su VW Passat –en compañía de su hijo, su madre y su abuela- por la colectora del Acceso Oeste fue interceptado por otro vehículo del que descendieron varios hombres armados y lo obligaron a pasarse al asiento trasero.

En principio, el hombre estuvo secuestrado junto a sus familiares, pero luego estos fueron liberados y, horas después, hicieron lo propio con él, a quien dejaron en cercanías del local bailable “Pinar de Rocha”, en la localidad bonaerense de Ramos Mejía, para darse a la fuga con el vehículo de la víctima –que luego fue utilizado en el secuestro de Segundo Tevez-, su billetera, dos celulares, una tableta y el equipaje que transportaban, ya que retornaban de un viaje desde Mendoza.

En segundo suceso ventilado en el juicio ocurrió cerca de las 8.30 de la mañana del 29 de julio de 2014, cuando Segundo Raymundo Tevez circulaba en su camioneta Dodge Journey y fue interceptado por el VW Pasat –sustraído a la otra víctima-, del que descendieron tres hombres armados y lo obligaron a ubicarse en el asiento trasero del Volkswagen.

Para el secuestro de Segundo Tevez, los condenados utilizaron un VW Passat que habían robado dos días antes a un hombre y su familia, a quienes tuvieron cautivos y luego liberaron.

Los captores continuaron su marcha, hasta que liberaron a Tevez en el Puente Vélez de la Autopista del Oeste. Asimismo, lo despojaron de su camioneta, su celular, una alianza, un reloj, una mochila con 20 mil pesos y herramientas de albañilería. Sin embargo, instantes después, los secuestradores advirtieron que acababan de liberar al padre del jugador de fútbol, por lo que volvieron a capturarlo.

Así, comenzaron a negociar con uno de los hijos de la víctima, la entrega de 2 millones de pesos, pero finalmente se entregó un rescate de 400 mil pesos en la Avenida General Paz, y se liberó a Tevez cerca de la localidad bonaerense de Ciudadela.

El último hecho investigado ocurrió el 6 de agosto de 2014, cuando parte de los imputados interceptó a un joven que circulaba en un VW Vento. Por su liberación exigieron 200 mil pesos, pero finalmente su hermano pagó 5 mil dólares, 60 mil pesos, joyas, un reloj y otros elementos de valor, los cuales entregó en la intersección de las calles Sargento Cabral y Fischetti, en la localidad bonaerense de Caseros, donde instantes después liberaron a la víctima, previo despojarlo de su vehículo, la billetera, un anillo, una cadena y el celular.

Alegatos

En el alegato, el fiscal general Cearras consideró que el primer hecho era imputable a Juan Carlos Baeza Portillo, quien debía responder como autor del delito de robo agravado por haberse producido en poblado y en banda y mediante el uso de armas, cuya aptitud para el disparo no pudo ser determinada, y por privación ilegal de la libertad agravada por el uso de violencia.

En relación al caso Tevez, el representante del Ministerio Público Fiscal consideró que Baeza Portillo, Jonathan Ezequiel Romero, Sergio Ramón Lugo y Carlos Sebastián Zapata, debían ser condenados como coautores de los delitos de robo agravado por haberse cometido en poblado y en banda y con armas cuya aptitud para el disparo no pudo determinarse, privación ilegal de la libertad agravada y secuestro extorsivo agravado por haberse cometido por más de tres personas y haberse cobrado rescate.

A Tevez le robaron la camioneta y sus pertenencias y lo abandonaron en la vía pública, pero luego regresaron por él cuando advirtieron en la documentación que era el padre del futbolista.

Por último, y respecto del último suceso, el responsable de la Fiscalía General N°4 ante los TOF de San Martín acusó a Romero y Marcelo Fabián Chazzarreta y sostuvo que sus conductas encuadraban en el delito de secuestro extorsivo agravado por haberse cometido con la participación de tres o más personas y por haberse logrado el pago del rescate, en concurso ideal con robo agravado por haberse cometido en poblado y en banda.

Así, el fiscal general Cearras solicitó para Romero una condena de 15 años de prisión, para Baeza Portillo pidió 11 años de prisión, y 10 años para Lugo, Zapata y Chazarreta, y accesorias legales y costas para todos ellos. También, postuló la absolución de Valentín Barrios en virtud de que la prueba reunida no era suficiente para determinar su autoría.

El veredicto

Tras escuchar la exposición de las defensas de los imputados, el Tribunal Oral Federal N°4 de San Martín –integrado por Daniel Petrone, Alejandro De Córvez y Marcelo Díaz Cabral- resolvió condenar a Romero a 12 años de prisión, a Zapata y Lugo a la pena de 10 años de prisión solicitada por la Fiscalía, y a Baeza Portillo le impuso una pena de 5 años y 3 meses de prisión, sumado a ello el pago de las costas y accesorias legales.

Por otra parte, los camaristas hicieron lugar al pedido de absolución efectuado por el fiscal Cearras, respecto del imputado Barrios, al tiempo que también decidieron desvincular del proceso a Chazarreta.