25 de mayo de 2024
25 de mayo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
En el marco de un operativo donde se secuestró una tonelada y media de marihuana
Santa Fe: apelaron el sobreseimiento de jefes policiales acusados de abuso de autoridad y violación de deberes de funcionario público
Los acusados Sergio Vergara y Sergio Fernández, jefes de la Unidad Regional I, habían informado sobre el éxito del accionar de la fuerza, cuando luego se constató que durante un procedimiento irregular habían sido detenidas y liberadas dos personas, una de ellas integrante de la propia fuerza. El fiscal Walter Rodríguez señaló que hubo una “errónea interpretación jurídica de los sucesos”, y que los jefes policiales “actuaron unilateralmente y en forma autónoma” respecto a la investigación llevada adelante por el MPF.

El fiscal federal Walter Alberto Rodríguez apeló el sobreseimiento de los jefes policiales de la Unidad Regional I, Sergio Omar Vergara y Sergio Gustavo Fernández, quienes habían sido imputados e indagados por el delito de abuso de autoridad y violación a los deberes de funcionario público por su intervención tras el hallazgo de más de una tonelada y media de marihuana en un camión en el distrito de Arroyo Leyes, en noviembre del año pasado. En un primer momento, la Policía de la Provincia de Santa Fe informó que no se habían producido detenciones, pero luego la investigación determinó que un integrante de esa fuerza y otra persona habían sido aprehendidos en el lugar y luego liberados, circunstancia que no fue asentada en el acta pertinente.

Tanto Vergara y Fernández, jefe y subjefe respectivamente de la Unidad Regional I de la mencionada fuerza de seguridad, hicieron declaraciones públicas abonando la versión de que “algunas personas” habían logrado escapar y no fueron encontradas. Sin embargo, las medidas investigativas llevadas adelante en un primer momento por la fiscalía federal, que tenía la causa delegada, y luego por el juzgado, lograron determinar que “quienes habían tenido poder de disposición sobre el material estupefaciente hallado eran Alejandro Daniel Alberto Agüero (funcionario de la Policía de la Provincia de Santa Fe) y Juan Carlos Villalba”, quienes actualmente están procesados por el delito de transporte de estupefacientes agravado. En ese sentido, se constató que ambos se encontraban en el lugar la noche del procedimiento y fueron detenidos por los primeros funcionarios policiales que actuaron. Con el avance de la pesquisa salió a la luz que al tomar intervención en el procedimiento “funcionarios policiales de mayor jerarquía ordenaron irregularmente su liberación, permitiendo su partida en dos vehículos hallados conjuntamente con el camión con parte del material estupefaciente encontrado”; esas situaciones fueron absolutamente omitidas, y por esa conducta fueron procesados los también funcionarios policiales Martín Ángel Gabriel Díaz y Cristian Fabio Hang.

Con la incorporación de nuevos elementos de prueba, la fiscalía encabezada por Rodríguez requirió en julio de este año la indagatoria de Vergara y Fernández, por entonces máximas autoridades de la Unidad Regional I. Vergara aseguró en su descargo que al día siguiente de encontrado el camión “me dicen que no hubo un procedimiento normal esa noche (…) El rumor evidentemente estaba, en este momento no puedo identificar una persona que me lo haya dicho, sin tener una precisión real de lo que realmente se trataba”. En la misma sintonía, Fernández refirió que había comentarios acerca del procedimiento, y que por ese motivo pusieron a Asuntos Internos en conocimiento de ello.

Motivos de la apelación

El fiscal señaló en su dictamen que el sobreseimiento dictado por el juez Reinaldo Rubén Rodríguez es producto de una “errónea interpretación jurídica” de los sucesos, “como consecuencia de haberse soslayado prueba que debió considerarse para dictar un pronunciamiento válido”.

“Resulta inadmisible en un caso de éstas características que los altos jefes policiales no puedan detectar las fuentes emisoras responsables, cuando ellas pertenecían indudablemente a la fuerza que ellos mismos comandaban, y recordemos, dentro de un esquema institucional marcadamente verticalista”, indicó el fiscal Rodríguez, en virtud a un informe elaborado por el propio procesado Hang al que se remitieron sus superiores.

Asimismo, señaló que el juez no se refirió a por qué, en el día que los jefes policiales alegan el surgimiento de los supuestos rumores, trascendidos o versiones sin fuente responsable -es decir, en la jornada siguiente al procedimiento- “Vergara se haya dedicado a brindar declaraciones periodísticas tendientes a reforzar la versión ‘oficial’ del procedimiento, tal como había sido plasmada en el acta”. El imputado, incluso, presentó la actuación de la fuerza como un éxito ante la opinión pública.

El representante del Ministerio Público Fiscal también enumeró entre los agravios que “el juez justifique el calibre de las irregularidades imputadas a Vergara y Fernández apoyado en la posterior comunicación de Asuntos Internos a esta Fiscalía, pues la misma además de ser parcial en cuanto a la existencia de los sucesos ocurridos, partió de una decisión del Director de esa dependencia y es ajeno a la voluntad de los obligados”.

“Pesquisa paralela”

En otro tramo de su presentación, Rodríguez hizo hincapié en que el sobreseimiento pasó por alto que Vergara y Fernández, junto a Hang, “actuaron unilateralmente y en forma autónoma respecto de la investigación llevada adelante por este Ministerio Público Fiscal (…), desplegando una suerte de pesquisa policial paralela sin conocimiento ni aval del suscripto”, según se desprende de una serie de reuniones mantenida por los jefes policiales con sus subordinados.

Finalmente, calificó como “una evidente contradicción” que Hang esté procesado con prisión preventiva y que sus superiores “son presentados por la decisión judicial desde una retrospectiva que contiene cierto grado de inocente credulidad, un tanto lejana a la realidad cotidiana de la policía provincial”.