21 de abril de 2024
21 de abril de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervino el fiscal general Martín Suárez Faisal
Santa Fe: condenaron a siete años de prisión a un empresario de la construcción por evasión tributaria
Se trata de Bernabé Luis Mautino, a quien el tribunal oral federal lo encontró culpable de la evasión del pago de más de 7 millones de pesos de tributos al fisco nacional. También hubo penas de prisión para otros tres acusados, de los cuales dos fueron condenados a 3 años y 6 meses y el restante a 3, en este último caso, de cumplimiento en suspenso. La fiscalía había pedido penas similares.

El tribunal oral en lo criminal federal de Santa Fe condenó este mediodía al empresario de la construcción Bernabé Luis Mautino a 7 años de prisión por encontrarlo responsable del delito de Evasión Tributaria Simple y Agravada, en forma reiterada, en concurso real -siete hechos-, “en relación a: IVA período fiscal 1996 (art. 2 inc. a de la ley 23.771); Impuesto a las Ganancias períodos fiscales 1996 y 1997 (art. 2 inc. b de la ley 24.769); IVA períodos fiscales 1997 y 1998, Impuesto a las Ganancias período fiscal 1998; y por Constructora Evisa SA IVA período fiscal 1998 (art. 1 de la ley 24.769).

También condenó a 3 años y 6 meses a Lidia Malvina Merlo Dionisio y a Fabián Galiani. Por su parte, Jorge Pedro Romano recibió la pena de 3 años de prisión en suspenso al ser encontrado como responsable de los hechos en carácter de partícipe secundario. Finalmente, Julio César Geréz fue absuelto.

El tribunal dará a conocer los fundamentos el próximo 19 de agosto.

Mautino llegó al juicio acusado de evadir el pago de más de 7 millones de pesos ($7.032.497) de tributos al fisco nacional, para lo cual utilizaba múltiples y reiteradas maniobras engañosas. “Principalmente, ocultando su verdadera identidad como sujeto obligado mediante la intervención de personas físicas y jurídicas interpuestas, en el caso, los coimputados Lidia Malvina Merlo, César Fabián Galiani, Jorge Pedro Romano, y con la colaboración de ellos y también de Julio César Geréz”, relató durante los alegatos Suárez Faisal.

En esa oportunidad, el representante del MPF indicó que “para que tomemos conciencia del perjuicio fiscal que provocaron las maniobras”, era necesario recordar que “en la época de los hechos regía la Ley de convertibilidad, la paridad de un peso - un dólar. Y esos montos, a su vez, se vieron incrementados en más del doble en concepto de intereses”, tal como lo explicara uno de los testigos contadores de la AFIP, “que mensuró en más de 12 millones de dólares al año 2000, que nunca se pagó ni pudo serle ejecutado”.

Asimismo, el fiscal general describió algunas de las maniobras empleadas por Mautino y sus cómplices, tales como la creación y cesión de sociedades constitutivas del llamado “Grupo Mautino”: “Rafaela Materiales S.A.”, “Rafaela Materiales de Ariel Pariani”, y “Rafaela Construcciones de S.A”, “Rafaela Construcciones de Lidia Merlo”, “Constructora Evisa S.A.”, “Hormigonera Santafesina S.A”; “Sociedad de Hecho de Fugini-Merlo; “Litoral Materiales S.R.L.”, entre otras.

Por ejemplo, indicó Suárez Faisal, uno de los testigos había manifestado “ser titular de una de esas firmas (Litoral materiales SRL) que quedó paralizada por no tener giro comercial, siendo Mautino -a fines del año 97- quien le ofreció comprarla y le fue transferida. Pero destacó que ‘Mautino no figuró como titular porque no podía tener cuentas bancarias por una inhibición, lo que le impedía participar en licitaciones. Así que en los papeles se le transfirió a Loss y Malosetti’, que son vendedores y comisionistas que declararon en la causa, diciendo que le hicieron un favor en firmar y no tenían conocimiento de nada”.

El fiscal describió también operaciones con empresas inexistentes, mediante las cuales se usufructuaba el crédito fiscal de las compras realizadas con esas empresas no inscriptas en la administración, creadas por Mautino al sólo fin de generar créditos fiscales a favor de otras empresas del “grupo”. Hubo, además, transferencias simuladas de bienes de uso, de cambio e inmuebles; la solicitud de la propia quiebra de una de las empresas (Rafaela Materiales S.A) y la adquisición de los bienes del remate por parte de sus empleados, como fue el caso de Galiani; inconsistencias en las operaciones de compras y ventas de cada uno de los contribuyentes, y a la inversa, importantes montos de crédito fiscal y ventas omitidas de declarar, sirviéndose para ello de la omisión de facturación y la utilización de facturas apócrifas o con CUIT inexistentes, entre varias de las maniobras que se mencionaron.

“Todas esas actividades, maniobras y ardides que he reseñado, eran funcionales al plan criminalmente pergeñado por Mautino para enriquecerse instantáneamente a costa del Erario Público”, remarcó el fiscal general.

El representante del MPF había solicitado ocho años de prisión para Mautino, al considerarlo culpable de evasión simple y agravada en forma reiterada. En los casos de Galiani, Romano y Malvina Merlo había pedido una pena de 5 años de prisión por considerarlos partícipes primarios necesarios del delito. Finalmente, había requerido que Julio César Geréz recibiera una pena de un año de prisión en suspenso en calidad de partícipe secundario de la maniobra investigada.

El tribunal decidió que, por el momento, todos aquellos que recibieron condenas de prisión de cumplimiento efectivo –Mautino, Galiani y Merlo– permanezcan en libertad hasta tanto la sentencia quede firme.