07 de julio de 2022
07 de julio de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Alegato del fiscal Martín Suárez Faisal
Santa Fe: la fiscalía pidió ocho años de prisión para el ex comisario Marcelo Lepwalts, acusado de liderar una asociación ilícita
El ex jefe de la Delegación de la Policía Federal de Santa Fe está acusado de comandar una organización que durante operativos incautó teléfonos celulares que ocultaban a las autoridades y por los que luego se pedía rescate, y que secuestraba estupefacientes cuyo pesaje fraguaban y guardaban en la delegación para "plantar" a distintos candidatos una vez que dejaban de serles útiles.

El titular de la Fiscalía General ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Santa Fe, Martín Suárez Faisal, solicitó ayer en su alegato la imposición de una pena de ocho años de prisión para el ex comisario Marcelo Lepwalts, acusado de liderar una asociación ilícita mientras estuvo al frente de la delegación de la Policía Federal Argentina de Santa Fe, entre marzo de 2018 y mayo de 2019. Lepwalts ya había sido condenado en abril pasado por media docena de delitos cometidos en cumplimiento de sus funciones, junto a otros cinco subalternos, quienes en la causa que llegó a debate aceptaron un juicio abreviado.

Lepwalts había declarado anteayer a través de videoconferencia desde el penal de Marcos Paz, donde se encuentra detenido. El ex comisario negó los hechos que se le imputan e intentó desligarse del resto de los miembros de la Brigada de Inteligencia que estaban bajo su mando, y que acordaron penas en el marco del juicio abreviado previo a este proceso.  

En su intervención, Suárez Faisal consideró que a lo largo del juicio “quedó probado que desde el 14 de marzo de 2018 y hasta el día de su detención, el 9 de mayo de 2019, fue jefe de una asociación ilícita con sus subalternos para perpetrar delitos para recaudar dinero”. En ese sentido, remarcó que en el juicio por narcotráfico en el que fue condenado junto a otros cinco integrantes de la fuerza, quedó demostrado que Lepwalts lideraba “una organización que cometió numerosos delitos”.

El representante del Ministerio Público Fiscal detalló además una serie de hechos para dar cuenta del funcionamiento de la asociación liderada por Lepwalts. Al respecto, detalló que las actividades de la banda iban desde secuestrar teléfonos celulares que ocultaban a las autoridades y por los que luego pedían rescate, a secuestrar estupefacientes cuyo pesaje fraguaban en las actas de procedimiento y guardaban en la delegación para "plantar" a distintos candidatos una vez que dejaban de serles útiles. Para Suárez Faisal, durante el juicio quedó demostrado que la asociación ilícita desarrollaba otras actividades asociadas a la venta de dólares y los puestos callejeros, donde la Brigada también extorsionaba para conseguir un "canon mensual".

Suárez Faisal pidió que la condena para Lepwalts sea “significativa” ya que los hechos por los que es juzgado eran “justamente lo contrario de lo que tenía que hacer, que era sostener el orden público”.  De esta manera, solicitó para Lepwalts una pena de ocho años de prisión, que deberá unificarse con la condena de cuatro años y tres meses que recibió en abril, por delitos relacionados con el tráfico de estupefacientes.