07 de julio de 2022
07 de julio de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
En la causa intervino el fiscal general Martín Suárez Faisal
Santa Fe: condenaron a cuatro años y seis meses de prisión al ex comisario Marcelo Lepwalts por asociación ilícita
El ex jefe de de la delegación de la Policía Federal Argentina de Santa Fe fue condenado como líder de una organización delictiva con una finalidad recaudatoria, que funcionó desde que asumió el cargo en marzo de 2018 hasta su detención en mayo del año siguiente. La fiscalía había solicitado una pena de ocho años de prisión.

El Tribunal Oral Criminal de Santa Fe condenó al ex comisario Marcelo Lepwalts a una pena de cuatro años y seis meses de prisión al encontrarlo coautor del delito de asociación ilícita. El ex jefe de de la Delegación de la Policía Federal Argentina de Santa Fe ya había sido condenado en abril pasado por media docena de delitos cometidos en cumplimiento de sus funciones relacionados con el narcotráfico, junto a otros cinco subalternos, quienes en esta causa aceptaron un juicio abreviado. En el proceso intervino el fiscal Martín Suárez Faisal, quien había solicitado una pena mayor. 

Los jueces German Sutter Schneider, Mario Gambacorta y Osvaldo Facciano condenaron a Lepwalts por liderar una organización delictiva con una finalidad recaudatoria, que funcionó desde que asumió el cargo en la delegación policial el 14 de marzo de 2018 hasta su detención el 9 de mayo del año siguiente, un delito para el que el Ministerio Público Fiscal había solicitado una pena de ocho años de prisión. Los fundamentos se conocerán el martes 23 a las 15.00.

En el juicio se demostró que Lepwalts y sus subalternos llevaban adelante un mecanismo recaudatorio con la intención no solo de obtener dinero, sino también estupefacientes de parte de personas vinculadas al narcotráfico mediante interceptaciones sorpresivas, o durante la ejecución de medidas judiciales. Los resultados de estos procedimientos eran luego escondidos a las autoridades intervinientes, y el dinero obtenido era distribuido por partes iguales entre el personal policial que integraba el grupo.

En el caso del material estupefaciente, una porción era resguardada en la delegación para “plantar” en futuros procedimientos. Ello lo hacían fraguando el pesaje en las actas de procedimiento. Se probó también que la organización secuestraba teléfonos celulares que ocultaban a las autoridades y por los que luego pedían rescate.

En su alegato, Suárez Faisal destacó que la organización también incluía el ofrecimiento de cobertura policial a cambio de una suma periódica de dinero a personas vinculadas al tráfico de estupefacientes. En ese sentido, remarcó que en el juicio por narcotráfico en el que fue condenado junto a otros cinco integrantes de la fuerza, quedó demostrado que Lepwalts lideraba “una organización que cometió numerosos delitos”.

El fiscal había solicitado que la condena para Lepwalts fuera “significativa” ya que los hechos por los que fue juzgado eran “justamente lo contrario de lo que tenía que hacer, que era sostener el orden público”.