18 de mayo de 2024
18 de mayo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene el fiscal Santiago Marquevich
Santa Fe: solicitaron la detención de una mujer acusada de trata de personas
El representante del MPF pidió además la declaración indagatoria de ella y otros tres imputados, entre los que se encontraría un miembro activo de la Fuerza Aérea Argentina. Están acusados de explotar al menos 15 mujeres en un galpón ubicado en la localidad de Alvear, a 15 kilómetros de Rosario.

El titular de la Fiscalía Federal N°1 de la ciudad de Rosario, Santiago Marquevich, solicitó la detención de una mujer acusada de ser la autora del delito de trata de personas con fines de explotación sexual. Además, el representante del Ministerio Público pidió la declaración indagatoria de ella y otras tres personas acusadas de formar parte de la banda que habría explotado al menos 15 mujeres en situación de vulnerabilidad en un galpón ubicado en la localidad de Alvear, a 15 kilómetros de Rosario.

Para el fiscal federal, las pruebas recolectadas permiten dar cuenta de que la imputada encabezaba una banda, junto al menos tres personas más, dedicada a la explotación sexual de mujeres. El resto de los integrantes serían otra mujer, presuntamente encargada del prostíbulo, y dos hombres que cumplirían funciones de seguridad en el local nocturno. Uno de ellos sería miembro activo de la Fuerza Aérea Argentina.

Las victimas declararon que al lugar habría asistido personal de las fuerzas de seguridad y que la principal acusada controlaba, amenazaba, sancionaba y maltrataba a las víctimas. Además, habría implementado un sistema de multas en caso de que se ausentaran o se retiraran antes del tiempo estipulado.

La causa se originó a partir de una denuncia recibida el 29 de junio de 2015 mediante un correo electrónico a la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), a cargo de Marcelo Colombo. El mensaje daba cuenta de la existencia de un prostíbulo donde podría llevarse a cabo el delito de trata de personas con fines de explotación sexual.

Por ese motivo, se requirió a la Delegación de Rosario de la Policía Federal Argentina que realizara tareas investigativas para determinar si en el lugar se desarrollaban actividades vinculadas con la explotación sexual de mujeres.

De esta manera, se pudo dar con la existencia e identificación del local nocturno ubicado en el kilómetro 4,5 de la ruta provincial N° 16, en la localidad santefecina de Alvear, al que se lo describió como un galpón donde “trabajarían” entre 15 y 20 mujeres.

Finalmente, el pasado 13 de septiembre se realizó un allanamiento en el lugar y, como resultado,15 mujeres fueron rescatadas.

La banda

Según la investigación, la mayoría de las víctimas llegó al lugar por los dichos de alguna amiga o conocida y allí fueron recibidas por la dueña, la principal acusada, o por la encargada. Todas coincidieron en que en el prostíbulo les retenían $150 por cada “pase” así como el 50% del valor de cada copa.

Con respecto al horario de permanencia en el prostíbulo, la mayoría indicó que no podían irse antes de las 5 de la mañana. Incluso algunas señalaron que no podían retirarse hasta que se fuera el último denominado “cliente”.

En cuanto a los traslados hacia el prostíbulo y el posterior regreso a sus hogares, la mayoría declaró que la dueña  les mandaba los remises para que las llevaran hasta el local nocturno. Algunas manifestaron que “recién después de las 5 de la mañana los choferes las atendían, ya que antes no lo hacían por orden de la dueña”.

A su vez, muchas de las mujeres rescatadas detallaron que no las dejaban ausentarse o faltar porque si no les descontaban dinero, las sancionaban de alguna manera y/o las “echaban”.

Por otro lado, las víctimas señalaron que había dos hombres que cumplían funciones de personal de seguridad, uno en la puerta y otro detrás de la barra, así como cámaras de seguridad a través de las cuales la dueña controlaba la actividad del local desde su casa, incluso a las propias mujeres.

Algunas de ellas agregaron que no les daban agua para tomar y que “en el invierno no les prendían la estufa”. Asimismo, precisaron que había un solo baño en el lugar. “Muchas veces teníamos que orinar en el piso”, aseguró una víctima.

Finalmente varias víctimas relataron que al lugar iban gendarmes. “No entraban al galpón pero iban hasta el lugar con el auto de gendarmería. Pedían que fueran chicas para que ellos no vayan ahí. Venían muchas veces a pedir bebidas gratis y había que darles. También iban de la policía provincial, iban con el auto, pedían bebidas y chicas”, aseguró una víctima.