16 de abril de 2024
16 de abril de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Continúa el debate oral y público por el operativo que dejó cinco muertos en el centro porteño
Se reanudó el juicio por la represión policial del 20 de diciembre de 2001
En la audiencia de hoy declaró un policía acusado de cometer vejaciones contra manifestantes en los alrededores del Congreso Nacional. Adujo que la gente “estaba con la cara tapada, gomeras y bombas molotov”. Todavía queda pendiente la realización de un peritaje sobre imágenes de video.

El juicio por la represión policial que el 20 de diciembre de 2001 dejó un saldo de cinco muertos en el centro de la Ciudad de Buenos Aires continuó hoy, con la ampliación de la declaración indagatoria de Carlos Loforte, imputado por severidades y vejaciones contra víctimas no identificadas en la zona del Congreso de la Nación.

El acusado, por entonces con el rango de principal y jefe de brigada en la Comisaría 5ª, dijo que aquél día comenzó a concentrarse gente en el cruce de las avenidas Callao y Rivadavia entre las 10:30 y 11 de la mañana. “Esta gente ya era distinta, estaba con la cara tapada, gomeras y bombas molotov”, expresó al efectuar una comparación con las personas que se habían manifestado durante la noche y madrugada anterior en el “cacerolazo”. Durante su declaración manifestó también que se reconoció en las imágenes que se exhibieron a lo largo del juicio, en las que se lo veía tomando a una persona de los pelos y arrastrándola; sobre dicho suceso, adujo que estaba junto a otros seis policías que “hoy no están acá”. “Se lo quité a esos policías y yo sólo lo agarré y conduje hasta el camión”, agregó sobre ese suceso.

Luego narró, ante preguntas de los representantes de la fiscalía Mauricio Viera y José Piombo, que durante el día hicieron entre 30 y 40 detenciones más por orden de la jefatura de la Policía Federal Argentina, todas ellas “normales”, según estimó. Al respecto, destacó que no se produjeran heridos “ni con bala de goma o de guerra. Trabajábamos desarmados”. Sobre la actitud de esas personas, las calificó como “delincuentes sin banderas políticas” porque no se estaban manifestando. “Prendieron fuego un banco y saquearon una casa de ropa conocida, sobre Callao”, completó.

Por otra parte, Loforte dedicó un tramo de su declaración contra otros agentes que brindaron su testimonio a lo largo del debate oral y público comenzado hace un año y medio: “Declararon bajo juramento y no dijeron nada, ni bajo las órdenes de quien estaban”. “A la policía no le agradezco nada, fui prejuzgado”, indicó sobre el fin de su carrera en la fuerza en 2011. Asimismo, aseguró que al jefe de la fuerza y hoy acusado Rubén Santos “lo conocía por la foto de él que estaba colgada en la comisaría” y que tampoco conocía a la mayoría del personal que es juzgado ante el Tribunal Oral Federal N°6.

Peritaje pendiente

Todavía queda pendiente de realización un peritaje sobre imágenes de video que el tribunal encomendó a peritos oficiales del CONICET. Por su parte, el Ministerio Público Fiscal designó a Pablo Rossi Case. En esa pieza se analizarán videos de las personas que el 20 de diciembre de 2001 rodearon a la víctima fatal Alberto Márquez, asesinado a metros del Obelisco. Uno de los ex policías acusados por el hecho, Eugenio Figueroa, había presentado un informe que, según su versión, demostraría que el horario del suceso no coincidiría con su paso por esa zona.