17 de julio de 2024
17 de julio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervino la Fiscalía Federal de San Nicolás
Solicitaron indagar a una banda dedicada a emitir facturas apócrifas
Se trata de siete personas que inscribían empresas o personas ante la AFIP, para generar facturas y luego venderlas a terceros. El perjuicio fiscal se estimó en $49.014.465.

La fiscal interinamente a cargo de la Fiscalía Federal de San Nicolás, María Paula Moretti, le solicitó al juez federal de esa jurisdicción, Carlos Villafuerte Ruzo, que indague a siete personas acusadas de integrar una organización dedicada a inscribir empresas y personas físicas ante la AFIP-DGI, para que emitan facturas apócrifas y luego venderlas a terceros para que puedan registrar créditos fiscales o gastos inexistentes.

La Fiscalía logró individualizar a Jorge Manuel Belichoff, Carlos Gizzi, Sonia Graciela Maguna, Joel Matías Belichoff, Leonardo Panzera, Daniel Mangione y Guillermo Adrian Piatti, como integrantes de dicha asociación ilícita.

La investigación se inició cuando el encargado de la Sección Penal Tributaria de la División Jurídica de la Dirección Regional Mercedes de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Santiago De Marco, denunció la existencia de una organización que inscribía a personas y empresas como contribuyentes ante el ente recaudador, y que confeccionaba toda la documentación necesaria para simular la existencia de las mismas.

Durante la pesquisa, se determinaron las inconsistencias en una serie de presuntos contribuyentes que generaban facturas con sobrefacturación por ventas y/o servicios no prestados, todo lo cual generó, entre el año 2008 y el 31 de octubre de 2013, un perjuicio fiscal estimado en $49.014.465.

De acuerdo a la hipótesis de la representante del MPF, Jorge Manuel Belichoff sería uno de los organizadores y quien manejaba las “usinas de facturación”. Fue él quien aportó los datos de personas de su círculo cercano para que fueran utilizadas para falsificar la facturación , previa confección de la documentación e inscripción en la AFIP. Respecto de Carlos Gizzi, se estima que fue quien, en su calidad de contador, brindó el asesoramiento técnico para cumplir la inscripción ante el ente recaudador, como así también se lo señala como gestor de algunos de los registros y responsable de colocar algunas de las facturas.

Por su parte, Joel Matías Belichoff, hijo de Jorge Manuel, está acusado de gestionar una inscripción ante la AFIP de una persona que luego fue usada como usina, solicitar la impresión de facturas y presentar declaraciones juradas. A su turno, Sonia Graciela Maguna está sospechada de realizar gestiones, ante el ente recaudador, a nombre de los CUITs creados por la organización delictiva. También, el socio de Gizzi en el estudio contable, Leonardo Panzera, es investigado por confeccionar facturas apócrifas y asesorar a distintos clientes para su utilización a fin de reducir el monto de los tributos que debían abonar.

También se imputa a Manuel Mangone, titular de una imprenta autorizada a confeccionar talonarios de facturas para monotributistas, haber requerido a otros locales del rubro que efectuaran solicitudes ante la AFIP para imprimir las facturas. Finalmente, Guillermo Adrián Piatti, es investigado por imprimir, en la imprenta que lleva su apellido, facturas para algunas usinas.

En base a las pruebas colectadas, la fiscal Moretti consideró que los sospechosos integraban una asociación destinada a cometer delitos penales tributarios, siendo Jorge Belichoff y Carlos Gizzi, sus organizadores, por lo que le requirió al juez Villafuerte Ruzo que los indague por infringir lo dispuesto en el artículo 15°, inciso “c” de la Ley 24.769 de Régimen Penal Tributario.