22 de febrero de 2024
22 de febrero de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
En el caso interviene la Fiscalía Federal n°6 a cargo de Federico Delgado
Solicitaron la elevación a juicio de un hombre por captar y retener a una mujer con fines de explotación
El imputado, Luis Carlos Aiello, engañaba a sus víctimas -todas ellas mujeres en condición de vulnerabilidad- con la promesa de empleo en tareas domésticas y de promoción relacionadas con la venta de antigüedades. Las "falsas" búsquedas laborales las publicaba en Clarín, ZonaJobs y Boomerang.

La fiscalía federal Nº 6, a cargo de Federico Delgado, solicitó la elevación a juicio de la causa en la que se imputa a Luis Carlos Aiello haber captado y retenido a una mujer con fines de explotación. El acusado desplegaba mecanismos de captación de mujeres jóvenes en condiciones de vulnerabilidad. Les ofrecía trabajo para tareas domésticas y de promoción en actividades relacionadas con la venta de antigüedades, y las engañaba con que cobrarían buenos salarios.

Para Federico Delgado existieron pruebas suficientes que permitieron cerrar la instrucción y elevar el expediente a juicio oral y público. El representante del Ministerio Público destacó que la investigación se apoyó, fundamentalmente, en el contenido de las escuchas telefónicas, la información que circulaba por internet y las redes sociales, publicadas por el propio imputado. Además, hizo hincapié en la importancia del juicio: “allí se podrán cotejar y contrastar con amplitud y precisión las versiones dadas por los imputados y las constancias probatorias aportadas para de esa manera, descartar o reducir, eventualmente, la responsabilidad que les cupo en el hecho”.

El imputado manipulaba a las víctimas, les prometía mejoras en su calidad de vida, pero nada de eso sucedía. De los informes del Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a Personas Damnificadas por el Delito de Trata, según el fiscal, se desprendió que el imputado de manera “sistemática” ejercía violencia psicológica sobre las mujeres durante las “supuestas entrevistas”, para “quebrantar su voluntad”, aprovechándose de las situaciones de vulnerabilidad económica, social y emocional que las víctimas vivían.

Federico Delgado había solicitado que se procese, oportunamente, al imputado por el delito de trata de personas y por tenencia de DNI ajeno. En esa presentación, el fiscal argumentó que el imputado “exhibía a las víctimas como ‘trofeos’, publica sus ‘conquistas’ en las redes sociales, las hace trabajar en las tareas del hogar y en sus emprendimientos comerciales, las utiliza como un instrumento de placer sexual y hay serias sospechas de que favorece la prostitución”. Sin embargo, la Sala I de la Cámara Federal de Apelaciones en lo Criminal y Correccional resolvió procesar al imputado por haber “captado y acogido a una persona con fines de explotación dentro del territorio nacional”.

ZonaJobs, Clarín y Boomerang

Luis Carlos Aiello habría desplegado, al menos desde junio de 2009, actividades vinculadas a captar mujeres jóvenes vulnerables – algunas menores de edad-  que contactaba por medio de publicaciones de “falsos” avisos de trabajos para empleada doméstica, secretaria, volantera, promotora, entre otros, en reconocidas páginas de internet como Clarín, ZonaJobs, Boomerang.

Una vez en contacto el imputado con las víctimas, éste realizaba un “ejercicio” de selección de mujeres, las cuales solían pertenecer a estratos económicos bajos, a quienes seducía y enamoraba con “falsas promesas de una vida de “lujos”  y rodeada de personajes famosos, con un único objetivo: la explotación económica en beneficio propio a través del sexo o del trabajo material”.

Previa a la entrevista “cara a cara”, el imputado mantenía extensas conversaciones telefónicas con las víctimas, les solicitaba sus datos personales, y les hacías preguntas específicas  sobre su “aspecto físico”.  Luego, según las respuestas que obtenía, dependía si se concretaba la entrevista o no.

Las “ofertas de trabajo” siempre se relacionaban con la venta de antigüedades y con las falsa promesa de ganar grandes comisiones.  Para ello, Aiello tenía requisitos, pedía que la mujeres tengan disponibilidad horaria para trabajar “full time”, que no estén realizando ninguna otra actividad como estudios, no tener hijos y no estar casada.

“Método de seducción”

Luis Carlos Aiello utilizaba diversos mecanismos para captar a las víctimas, pero fundamentalmente, acudía a la mentira “constante” respecto a su nivel de vida, posición económica y contactos con “gente importante y famosa”. Así, una vez que lograba la confianza de las jóvenes comenzaba la preocupación por ellas –llamadas para saber cómo estaban a altas horas de la noche, invitaciones a cenar, a cumpleaños de amigos-. Luego, las convencía de que se mudaran a su departamento, así no tenían que volver tarde a sus hogares.

Entre otra de las intenciones del imputado estaba la de intentar construir una relación sentimental con la víctima. Para ello, apelaba a lo emocional y les decía que estaba enamorado, que le gustaría formar una familia y que él les ensañaría a progresar en la vida.

El imputado parecía ser un “experto” en llevar adelante éste tipo de actividades. Además de este hecho está acusado de otros dos casos parecidos. Uno de ellos por intentar captar a una mujer para fines de explotación laboral. Y en otro, de ofrecerle, a la que manifestó el imputado ser su conviviente, “a una persona de nacionalidad noruega para que se la llevara a Noruega con la finalidad de explotarla, ya sea laboral y/o sexualmente”.  En ambos casos, la cámara confirmó la falta de mérito dictada por el juez, por considerar que no existen elementos suficientes como para ordenar un procesamiento, pero tampoco para desvincularlo definitivamente.