02 de marzo de 2024
02 de marzo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El fiscal Guerberoff los acusó por lavado de activos
Solicitaron la elevación a juicio de una causa por intento de contrabando de un millón de dólares
Los acusados habían escondido el dinero en el equipaje. Los fajos fueron detectados por los escáneres que la Aduana utiliza en el aeropuerto de Ezeiza. Habían declarado apenas 70 mil dólares.

El fiscal interinamente a cargo de la Fiscalía Nacional Nº3 en lo Penal Económico, Emilio Guerberoff, solicitó elevar a juicio oral y público una causa contra dos ciudadanos de nacionalidad española que intentaron ingresar a Argentina 754.630 euros y 254.000 dólares. El dinero estaba dividido en varios sobres de color blanco dentro del equipaje de los acusados.

El representante del Ministerio Público entendió que “si aquellas sumas de dinero hubieran respondido a un giro económico genuino, y se encontraban destinadas a aplicarse a un destino también lícito, su transporte en efectivo, de la manera en que intentó llevarse a cabo, no encuentra explicación razonable”.

En el requerimiento, el fiscal también tuvo en cuenta los dichos de los imputados al momento de ejercer su defensa material. Los acusados resaltaron que las sumas secuestradas iban a ser utilizadas a negocios inmobiliarios en Argentina y que los valores tenían su origen en el patrimonio propio y de su grupo familiar, vinculados de la empresa “Autos Galery-Puerto Banus”. Sin embargo, Ávila Ramos declararon tener 32 años y percibir una renta mensual de 2000 euros y González Morito, de 28 años, recibir 1200 euros mensualmente

El fiscal Guerberoff explicó que: “Si se tiene en consideración la edad de los imputados, y por tanto, el lapso temporal que se observa entre su eventual ingreso al mercado laboral/empresarial y la fecha en la cual las divisas fueron secuestradas, y aquel dato se correlaciona con la renta mensual que aquellos declararon percibir, se arriba a la conclusión de que el total de las divisas secuestradas no guarda correspondencia con la posible capacidad de ahorro, de acuerdo a las fuentes de ingreso declaradas”.

El representante del MPF afirmó que el origen espurio de esos valores es deducible a partir de la falta de antecedentes documentales que sirvan de argumento para la tenencia de esas “considerables sumas de dinero.”

El caso se originó el 31 de enero de 2014 en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza “Ministro Pistarini”, cuando inspectores de la Aduana identificaron en la pantalla del scanner los fajos escondidos dentro de los equipajes de David Ávila Ramos y Juan José González Morito. Ambos provenían de Madrid en el vuelo de la línea aérea Iberia Nº IB6847.

Personal aduanero procedió a revisar las valijas y descubrieron que cada pasajero cargaba 180 sobres con euros y dólares.

Ávila Ramos había declarado ante la Aduana el ingreso de 50.000 euros y González Morito de 20.000 euros. Sin embargo, la suma descubierta ascendía a casi un millón de dólares.