16 de abril de 2024
16 de abril de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene la Fiscalía Federal N°11 con la colaboración de la PROCUNAR
Pidieron que se procese a tres imputados acusados de fabricar pastillas de éxtasis falsas
Los fiscales Gerardo Pollicita y Diego Iglesias consideraron prematuro el sobreseimiento de los imputados, quienes fabricaban comprimidos de metilona con etiquetas idénticas a las pastillas de éxtasis. El juez federal Norberto Oyarbide había dictado la falta de mérito.

La Fiscalía Federal Nº 11, a cargo de Gerardo Pollicita, junto al titular de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), Diego Iglesias, presentaron un recurso de apelación contra el  sobreseimiento de tres imputados y solicitaron el procesamiento de los acusados por el delito de comercialización de mercadería peligrosa para la salud disimulando su carácter nocivo. Los hombres fabricaban comprimidos de metilona con cuños idénticos a los de las pastillas de MDMA (éxtasis).

El juez federal Norberto Oyarbide había dictado la falta de mérito por considerar que las maniobras destinadas a la fabricación y preparación de estupefacientes no se encontraban contempladas en los listados de sustancias ilícitas según el Anexo I del decreto del Poder Ejecutivo N°299 de 2010, al momento de los hechos. En la causa, hay otros cinco imputados, quienes fueron procesados por el magistrado por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.

Pollicita e Iglesias explicaron que se encuentra acreditada la entrega y/o distribución de 11.500 pastillas de metilona en septiembre de 2013 en la calle Viamonte al 800 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y de otras 1700 pastillas que fueron almacenadas en el localidad de Ciudad Evita, Provincia de Buenos Aires.

Los representantes del Ministerio Público Fiscal explicaron que “si bien la metilona es una sustancia que genera efectos psicoactivos, al momento de los hecho no había sido incluida dentro del listado del decreto 299/10 (sin perjuicio de que actualmente el decreto 772/15 la incorporó al listado de estupefacientes a que se refiere el artículo 77 del Código Penal) por lo que no revestía oportunamente el carácter ilegal para el régimen penal nacional.

Los fiscales agregaron que “no hay duda de que desde el punto de vista científico dichas sustancias son consideradas peligrosas para la salud”. Además, puntualizaron que existió “disimulación del carácter nocivo de la metilona distribuida y almacenada”.

Los comprimidos de metilona se fabricaban sin rótulo y con cuños idénticos a los de las pastillas de MDMA (éxtasis) –sustancias que estaban mucho más difundidas y sus resultados eran conocidos por sus consumidores-. Para los fiscales,  la intención de los imputados era favorecer su mercado.

El expediente

La investigación se inició en mayo de 2013, a raíz de una denuncia anónima en la se afirmaba que dos personas se dedicaban a la comercialización de anfetaminas en la zona del barrio porteño del Abasto y en boliches de la Ciudad de Buenos Aires.  En el marco de esa denuncia, se realizaron distintos seguimientos e intervenciones telefónicas, que derivaron en una serie de allanamientos en los que se secuestraron pastillas de MDMA, troqueles de LSD, cocaína y marihuana fraccionada, como así también armas de fuego y dinero.

A seis imputados se los procesó por el delito de tenencia de estupefaciente con fines de comercialización, dado que formarían parte de la banda desde mayo de 2013. A otros dos, se les imputó la fabricación y preparación de estupefacientes para su posterior comercialización.

El 10 de octubre de 2013, de los seis acusados por tenencia, Oyarbide procesó a cinco por ese delito sin prisión preventiva y a otro le dictaron la falta de mérito. Además, el juez federal dispuso la falta de mérito para los imputados de la fabricación y preparación de estupefacientes.