28 de septiembre de 2022
28 de septiembre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Requerimiento del fiscal federal Agutín Chit
Tucumán: solicitan juicio oral para dos personas acusadas de haber anunciado atentados contra la comunidad judía
Los dos imputados fueron detenidos en abril de 2021, luego de que se supiera que utilizaban servicios de mensajería instantánea para planear un ataque inminente durante el Sabbat. Se secuestraron numerosas armas de fuego y punzantes, dispositivos electrónicos, literatura nazi y objetos con identificaciones de grupos de odio.

El titular de la Fiscalía Federal N° 2 de Tucumán, Agustín Chit, solicitó que se envíe a juicio oral a dos personas que habían anunciado atentados contra la comunidad judía. Rafael Chibilisco Guzmán y Leandro Fregenal fueron señalados de haber incitado a la violencia y haber tomado parte en una organización cuyo objetivo era imponer sus ideas por medio de la fuerza y el temor con el agravante de haberse cometido por odio a una religión, luego de que anunciaran un ataque que ocurriría en Sabbat, junto a otras personas todavía no identificadas.  

La investigación se inició en septiembre de 2020, a partir de una denuncia formulada por la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) ante la Unidad de Investigación Antiterrorista de la Policía Federal Argentina. La organización recibió un correo electrónico que ponía en su conocimiento la existencia de plataformas y foros virtuales en donde se proferían amenazas en contra de la comunidad judía. 

La denuncia refería además que, a través de estas plataformas, se realizaban intercambios de mensajes que demostrarían que estaba en curso la preparación de ataques y/o atentados contra diferentes edificios e instituciones vinculadas a dicha comunidad de la provincia de Tucumán. Las personas participantes en la conversación hacían referencia a la tenencia de explosivos y diferentes armas de fuego.

El fiscal Chit sostuvo que los hechos investigados "no representan solamente un ejercicio ilegítimo de la libertad de expresión, sino que, las conductas desplegadas son consideradas lesivas a los derechos de terceros y como tal merecen ser castigadas por el derecho penal".

La investigación, conducida por el fiscal Pablo Camuña, en ese momento a cargo de la Fiscalía Federal N°2, permitió identificar a los imputados y corroborar que utilizaban los servicios de mensajería Whatsapp y Telegram para planear actos de agresión a personas e instituciones de la comunidad judía. Además, se verificó que integraban organizaciones portadoras de discursos de odio y de perfil judeofóbico que reivindicaban la ideología nazi. 

A partir del allanamiento de los domicilios y las detenciones de los acusados, se produjo el secuestro de armas de fuego largas y cortas y armas blancas, artefactos de comunicación por radio, bibliografía y objetos de culto nazi. 

Los peritajes practicados en los aparatos electrónicos secuestrados permitieron recopilar evidencias acerca de la pertenencia de Fregenal y Chibilisco Guzmán a la organización, como también de los preparativos para atacar a personas e instituciones de la comunidad judía en Tucumán durante el Sabbat. Para el fiscal Chit, “los hechos por los que vienen acusados Chibilisco Guzmán y Fregenal no representan solamente un ejercicio ilegítimo de la libertad de expresión, sino que, las conductas desplegadas son consideradas lesivas a los derechos de terceros y como tal merecen ser castigadas por el derecho penal”.

Por este motivo, la Fiscalía Federal N° 2 de Tucumán acusó a ambos de formar parte de una organización que tiene por objeto imponer sus ideas por la fuerza y el temor; y de incitar públicamente a la violencia contra personas e instituciones, todo ello agravado por haberse cometido por odio a una religión. La escala penal para esos delitos es de cuatro a veintiún años de prisión. De acuerdo al fiscal, los acusados “exhibieron pertenencia ideológica y subjetiva” con el grupo judeofóbico y sus actividades negacionistas.

Al mismo tiempo, tras considerar que restan medidas tendientes a profundizar la investigación sobre otros miembros de los grupos que podrían encontrarse incursos en la comisión de este tipo de delitos, Chit solicitó la formación de actuaciones complementarias para investigar otros hechos y responsabilidades penales.