26 de febrero de 2024
26 de febrero de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
En esta causa se investigaron dos privaciones ilegales de la libertad y la apropiación de dos bebés
Campo de Mayo: conformidad de la fiscalía con la condena a cinco imputados
Las condenas y también las tres absoluciones dictadas por el Tribunal Oral Federal N°1 fueron coincidentes con lo solicitado por los representantes del Ministerio Público Fiscal. El ex comandante de Institutos Militares Santiago Omar Riveros fue condenado a 25 años y el ex dictador, Reynaldo Bignone, a 23.

El fiscal federal Marcelo García Berro manifestó su conformidad con el fallo del Tribunal Oral Federal N° 1 de San Martín, que anteayer condenó a cinco imputados en un juicio por delitos de lesa humanidad cometidos en el área militar con cabeza en las instalaciones militares de Campo de Mayo.

Los jueces Héctor Omar Sagretti, Marta Isabel Milloc y Daniel Antonio Petrone impusieron la pena de 25 años de prisión para Santiago Riveros y 23 años para Reynaldo Benito Bignone, por la privación ilegal de la libertad y los tormentos padecidos por Roberto Quieto y María Delia Leiva.

En tanto, Aída Blandida Dusolina Pizzoni, Roberto Cándido Duarte y Margarita Fernández fueron condenados a cinco años de prisión, en casos de retención, sustracción y ocultación de niños, y falsedad ideológica de los documentos destinados a acreditar su identidad.

Por otra parte fueron absueltos Jorge J. Buffe, Alicia I. Rodríguez y Mabel Álvarez.

En dialogo con Fiscales, García Berro, quien actuó en el debate junto al fiscal ad hoc Guillermo Silva, expresó su "satisfacción" con las penas determinadas por el tribunal.

Y agregó que es similar a lo pedido por la Fiscalía, "tanto en los años con que fueron condenados los imputados encontrados culpables como en las absoluciones de tres personas que fueron llevadas a juicio adjudicándoles una participación en un delito que en ningún tramo del dictamen pudo ser descripta y explicada".

En el proceso, que comenzó el 17 de octubre, se debatieron la privación ilegal de libertad y tormentos de Roberto Quieto -ocurrido en 1975- y de María Delia Leiva, y la apropiación de su hijo, Gabriel Matías Cevasco, y de Martín Amarilla Molfino, ambos nietos restituidos.