21 de julio de 2024
21 de julio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene el fiscal general Carlos Amad
Juzgan desde ayer en Formosa a un ex policía por secuestros y torturas en un regimiento militar
El imputado, Agustín Echeverría, ejerció ayer su defensa durante siete horas y proclamó su inocencia. La fiscalía destacó la contundencia de la prueba con la que llegó a debate y recalcó sus contradicciones. El ex policía, que llegó a subjefe de la fuerza años después, está acusado en tres casos.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Formosa comenzó ayer a juzgar al ex comisario general de la policía de esa provincia Agustín Eheverría, de 65 años, acusado de haber cometido durante la última dictadura privaciones ilegales de la libertad y tormentos contra tres víctimas del terrorismo de Estado en el Regimiento de Infantería de Monte (RIMte) 29 de la capital provincial.

El ex funcionario, que ayer realizó su descargo ante el tribunal durante siete horas, además está acusado de haber cometido esos crímenes en el marco de una asociación ilícita. El fiscal general Carlos Martín Amad, quien ejerce la acusación pública en el debate, señaló a Fiscales que durante la declaración indagatoria el imputado "se puso nervioso frente a las preguntas de la fiscalía y recayó en algunas contradicciones".

"En todo momento se dijo inocente y explicó que no estaba en Formosa a la época de los hechos, pero cuando se lo interrogó por uno de los testigos que lo identificó durante el proceso el imputado se preguntó cómo podía ser que lo vieran si la víctima tenía los ojos vendados", recordó Amad, quien remarcó que "hay testimonial que lo coloca en ese lugar en ese momento y documental que refiere su pertenencia al grupo de inteligencia en el área militar 234".

Una de las víctimas de los hechos que se le imputan, Luciano Ramón Díaz, permanece desaparecida, en tanto que las otras dos -que individualizaron durante la instrucción de la causa al imputado- prestarán testimonio a lo largo de un debate que tiene en agenda el comparendo de más de cuarenta testigos.

El caso de Díaz se inició con su secuestro el 8 de septiembre de 1976. El desaparecido fue visto por sobrevivientes por última vez en el RIMte 29. En los otros dos casos imputados a Echeverría, los periplos de las víctimas comenzaron el 5 de agosto de 1976 y finalizaron el 1° de junio de 1977.

En el primero, se trata de un hombre que trabajaba en el Superior Tribunal de Justicia provincial, confinado tras su secuestro en el RIMte 29 y, luego, en diferentes unidades carcelarias del país hasta que recuperó la libertad a mediados de 1979. El testigo identificó a Echeverría entre las personas que concurrían a sacarlo de su celda para llevarlo a las torturas en el Regimiento.

En tanto, el caso de la víctima secuestrada en 1977 es el de una mujer que fue llevada junto a su esposo y un grupo de personas al regimiento militar. Allí, pudo identificar al entonces joven oficial Echeverría entre las personas que la torturaron "mediante picanas, golpes, patadas". La mujer recuperó la libertad seis meses más tarde, "pero tenía la obligación de presentarse dos veces por semanas a firmar un libro en el Regimiento, ocasión en que pudo volver a ver a Echeverría", indica la acusación fiscal leída ayer en el inicio de las audiencias.

El debate está a cargo de los jueces subrogantes Ramón Luis González (presidente), Fermín Seroleni y Carlos Soto Dávila y continuará a partir del próximo jueves 19 con las primeras declaraciones testimoniales.

Según consigna hoy el diario La Mañana, de Formosa, el acusado Echeverría llegó a desempeñarse como subjefe de la policía provincial en la década del '90 y "en la vida civil se enroló en las filas del peronismo y llegó a ser candidato a concejal en un sublema del PJ y luego asesor del Poder Ejecutivo Provincial. También, tuvo una activa tarea dentro de la Iglesia Católica participando en numerosas ceremonias religiosas como ministro de la Eucaristía".