01 de octubre de 2022
01 de octubre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Cuatro imputados fallecieron antes de que se conozca el veredicto
La fiscalía pidió condenas para todos los acusados en el juicio “Feced III” y que los hechos se califiquen como genocidio
El debate tiene por objeto el accionar represivo de un grupo de integrantes de la Policía de la Provincia de Santa Fe. El fiscal general Adolfo Villate instó, además, a que en la sentencia se destaque la violencia diferencial que sufrieron las mujeres en el centro clandestino de detención que funcionó en el Servicio de Informaciones.

La Unidad de Asistencia para causas por violaciones a los Derechos Humanos durante el terrorismo de Estado de Rosario, representada por el fiscal general Adolfo Villatte y la fiscal ad hoc Ana Oberlin, pidió esta semana penas de prisión perpetua y otras de hasta 25 años de prisión al término de su alegato en el juicio conocido como “Feced III”. El Ministerio Público Fiscal expuso su acusación durante ocho audiencias, en la que encontró acreditada la figura internacional de genocidio, comprensiva de los delitos de privación ilegal de la libertad, tormentos, homicidios, desaparición forzada y violaciones -para el caso de dos imputados-.

Luego de casi dos años de juicio oral y del testimonio de cientos de personas que fueron escuchadas por el Tribunal -integrado por Lilia Graciela Carnero, Aníbal Pineda y Eugenio Martínez-, el MPF solicitó penas de prisión perpetua para los acusados José Rubén Lofiego, Mario Alfredo Marcote, Carlos Antonio Scortechini, Ramón Rito Vergara, Ramón Telmo Alcides Ibarra y Ernesto Vallejo. En tanto que para los acusados Julio Fermoselle y Héctor Gianola se pidió 25 años de prisión -respecto a éste último se endilgó su participación en una asociación ilícita-, para el acusado Eduardo Dugour 24 años y para Lucio César Nast 23 años. Además se requirió la inhabilitación perpetua y absoluta de todos los acusados.

En este juicio también estaban acusados Eugenio Zitelli, Daniel González, Ovidio Olazagoitía y Carlos Altamirano, quienes murieron impunes antes de arribar a la etapa definitoria.

Cuatro acusados fallecieron antes de llegar al veredicto, que se prevé para el 25 de marzo

Originalmente, el juicio abordaba lo ocurrido con 188 víctimas, que sufrieron el accionar represivo del grupo operativo del cual formaban parte los acusados y que tuvo su epicentro en el Servicio de Informaciones de la Policía de la Provincia de Santa Fe.

Además, la fiscalía solicitó que en la sentencia sea particularmente destacada la violencia diferencial que sufrieron las mujeres en el centro clandestino de detención, torturas y exterminio que funcionó el Servicio de Informaciones. En los casos de Marcote y Lofiego, los acusados fueron acusados también por violencia sexual.

Tras los alegatos de las defensas, se espera que el veredicto sea dictado el 25 de marzo de este año.