21 de julio de 2024
21 de julio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Se negó a declarar ante el juez Santiago Inchausti
Mar del Plata: tras permanecer nueve años prófugo, fue detenido Eduardo Salvador Ullúa
El abogado está imputado en dos causas por delitos de lesa humanidad: CNU y “La Cueva”, donde se lo acusa por ocho crímenes cometidos en 1975 y por haber realizado la inteligencia para señalar a los abogados desaparecidos en “La Noche de las Corbatas”. Fue capturado este jueves en la Ciudad de Buenos Aires y trasladado a la ciudad balnearia.

Eduardo Salvador Ullúa, acusado de delitos de lesa humanidad, estuvo prófugo de la Justicia durante más de nueve años, pero fue capturado este jueves a la tarde en la Ciudad de Buenos Aires cuando estaba por ingresar a un departamento al departamento en el que vivía.

Horas más tarde, el imputado fue trasladado hasta Mar del Plata, donde se negó a declarar, aunque realizó algunos planteos: poder quedar alojado en cercanías a esa localidad para tener contacto con sus abogados de la defensa pública; que los informes médicos no los realice el Servicio Penitenciario; y acceder a contacto con sus familiares porque no tenía más que la ropa que llevaba puesta.

Con la presencia del fiscal a cargo de la Coordinación del Distrito, Daniel Adler, y la secretaria de la Oficina de Derechos Humanos de la Fiscalía General de Mar del Plata, María Eugenia Montero –ambos fiscales de juicio en las causas de lesa humanidad que lo tienen como imputado a Ullúa-, el hombre de 64 años fue indagado por el juez Santiago Inchausti –a cargo del Juzgado Federal N°3 y provisoriamente también a cargo del N°1 -, pero se negó a declarar, al menos por ahora.

Dijo que quería tener acceso a las causas, las pruebas  y constancias que lo incriminan para eventualmente prestar declaración. Ullúa es abogado de profesión: se recibió cumpliendo condena en la cárcel por la causa de narcotráfico “Operación Langostino”, tras recibir una pena a 17 años de prisión, aunque salió con libertad condicional cuando cumplió los 11 años y 4 meses de encierro.

Asistido por los abogados oficiales Manuel Ballieau y José Galán, pidió que sea el Cuerpo Médico Forense quien le realice los informes médicos solicitados, y se negó a dar los últimos domicilios en los que estuvo, para no involucrar a nadie que lo haya ayudado en este tiempo que estuvo como prófugo.

Ullúa pudo ser localizado a partir de una denuncia anónima ante el Programa Nacional de Coordinación para la Búsqueda de Personas Ordenada por la Justicia, que ofrecía 500 mil pesos de recompensa por datos de su paradero. En consecuencia, se dispusieron tareas de inteligencia que arrojaron resultados positivos, por lo que se ordenó su detención inmediata.

En el marco de la causa CNU, Ullúa está imputado de haber formado parte de una organización con fines delictivos, enmascarada en la Concentración Nacional Universitaria y en ocho homicidios, que fueron juzgados en los últimos meses.

Por otro lado, en el marco de la causa denominada “La Cueva”, a Ullúa se lo acusa de haber participado en la inteligencia previa del secuestro de los abogados detenidos y desaparecidos en la denominada “La Noche de las Corbatas”, y en concreto se le imputa la privación ilegítima de la libertad agravada por mediar violencia, imposición de tormentos agravada por haber sido cometido en perjuicio de perseguidos políticos y homicidio calificado por ensañamiento, alevosía y el concurso premeditado de dos o más personas.