23 de abril de 2024
23 de abril de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
La represión en el cordón industrial
Rosario: alega el fiscal en el juicio por el secuestro de un sindicalista
Están imputados un abogado y dos militares que, tras el golpe de Estado, fueron designados en el gobierno del municipio de San Lorenzo. La víctima era por entonces el representante de los trabajadores de la comuna y falleció hace pocos días, tras declarar en el debate.

El fiscal Gonzalo Stara alegará mañana ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°1 de Rosario en la causa por el secuestro y las torturas que sufrió durante la dictadura Manuel Ricardo Casado, por entonces secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales de la localidad de San Lorenzo.

En el juicio, que comenzó el 22 de marzo pasado, están siendo juzgados dos militares y un abogado, con funciones en el gobierno comunal a partir del golpe de Estado. Los imputados son Rubén Osvaldo Cervera (83 años), quien al momento de los hechos era jefe del Batallón 121 de Arsenales de Fray Luis Beltrán -localidad vecina a San Lorenzo-, Horacio Hugo Maderna (72), oficial superior de aquella unidad militar, y el abogado Pedro Alberto Rodríguez (68). En la causa también estaba imputado el ex jefe del Cuerpo II del Ejército, Ramón Genaro Díaz Bessone, pero fue apartado del proceso por razones de salud.

Luego del golpe de Estado Cervera fue nombrado interventor municipal de San Lorenzo, mientras que Maderna ocupó el cargo de secretario de Gobierno y Rodríguez se desempeñó como asesor jurídico, función que desarrollaba antes del 24 de marzo.

Casado, que era titular del gremio de los municipales, fue secuestrado pocas horas después de que los golpistas tomaran el gobierno comunal, en la tarde del 25 de marzo de 1976. La víctima llegó a declarar en este juicio oral, pero falleció hace unos veinte días y no podrá ver la finalización del debate en el que se juzga a las personas que pudo identificar entre sus torturadores. La muerte de Casado no permitió concretar las últimas medidas de prueba previstas para el debate, que consistían en la inspección de los tres lugares donde estuvo en cautiverio.

El sindicalista estuvo secuestrado alrededor de diez días, durante los cuales fue interrogado y torturado en la municipalidad, el Batallón 121 de Arsenales y en la jefatura de la Policía de San Lorenzo.

El día de su secuestro Casado fue llevado a la municipalidad, donde -según denunció- fue golpeado por militares e interrogado y amenazado por Cervera, Maderna y Rodríguez. El periplo continuó en el Batallón 121, donde además de golpes recibió picana eléctrica. Allí también participó el abogado Rodríguez, quien para la fiscalía cumplió un rol esencial en la represión de los sindicalistas del cordón industrial Rosario-San Lorenzo, dado su conocimiento sobre los representantes de los trabajadores de la zona.

Stara contó a Fiscales que durante el proceso pudo acreditarse que, cuando la víctima recuperó la libertad, la municipalidad le comunicó que había quedado cesante en el cargo porque había faltado injustificadamente al trabajo. La dependencia que preparó su legajo y la cesantía estaba a cargo del hoy imputado Maderna.

La fiscalía ejercerá la única acusación en el juicio, dado que tras el fallecimiento de Casado la querella dejó de actuar en el proceso.

El alegato estaba inicialmente previsto para el 28 de junio, pero debió ser postergado en virtud del tiempo que insumió el tratamiento de las oposiciones de la defensa a la incorporación por lectura de prueba documental solicitada por el propio Stara, y la ampliación de la declaración indagatoria prestada por el imputado Cervera. De tal forma, los jueces Otmar Paulucci, José María Escobar Cello y María Ivon Vella decidieron que los alegatos den comienzo a partir del próximo viernes 5.