07 de julio de 2022
07 de julio de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervienen los fiscales Reynares Solari y Saccone
Rosario: comenzó un nuevo juicio oral contra Luis Patti
Son juzgados policías e integrantes del Batallón de Inteligencia 121 de Rosario. La dictadura intentó hacer pasar los fusilamientos de Osvaldo Cambiaso y Eduardo Pereyra Rossi como un enfrentamiento.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°2 de Rosario dio inicio al juicio oral y público por los secuestros, tormentos y asesinatos de Osvaldo Cambiaso y Eduardo Pereyra Rossi ocurridos el 14 de mayo de 1983. Entre los 12 imputados, figuran el ex comisario Luis Patti y el dictador Reynaldo Bignone.

También, son juzgados el ex cabo de la policía bonaerense, Juan Amadeo Spataro; el ex jefe del Destacamento de Inteligencia 121 de Rosario, Pascual Oscar Guerrieri; el ex teniente coronel y 2º jefe del Destacamento de Inteligencia 121 de Rosario, Luis Américo Muñoz; los civiles de inteligencia (PCI) del Destacamento de Inteligencia 121 de Rosario Carlos Antonio Sfulcini, Ariel Zenón Porra, Walter Salvador Pagano, Juan Andrés Cabrera y Ariel Antonio López; el ex coronel de artillería y jefe de Departamento III de Operaciones del Comando del II Cuerpo del Ejército de Rosario Rodolfo Jorge Rodríguez, y el ex jefe del II Cuerpo de Ejército de Rosario, Carlos Alberto Lucena. El ya fallecido sargento de la Policía de la Provincia de Buenos Aires Rodolfo Dieguez también figuraba en la lista de imputados.

El fiscal de instrucción Juan Murray consideró probado en el requerimiento de elevación a juicio Cambiaso y Pereyra Rossi fueron secuestrados el 14 de mayo de 1983 en el bar Magnum de Rosario durante un operativo llevado a cabo por integrantes del Batallón de Inteligencia 121 de esa ciudad. Ambos habrían sido trasladados a un galpón de tornería industrial perteneciente a Maiorano Hnos., una familia reconocida en Rosario por sus vinculaciones con el servicio de inteligencia del Ejército.

Durante los interrogatorios, las víctimas sufrieron golpizas y torturas, incluido el paso de corriente eléctrica. Luego, fueron entregados a los policías Luis Abelardo Patti, Juan Amadeo Spataro Y Rodolfo Dieguez, quienes los ejecutó en un camino rural perpendicular a la Ruta Nacional N°9 en la localidad de Lima, Partido de Zarate de la Provincia de Buenos Aires.

Los cuerpos de los militantes aparecieron tres días después y la dictadura cívico-militar difundió un comunicado en el que señalaba un supuesto enfrentamiento con la policía.

El Tribunal está integrado por los jueces Omar Digerónimo, Jorge Venegas Echagüe y Beatriz Caballero de Barabani e intervienen los fiscales Federico Reynares Solari y Adriana Saccone y la fiscal ad hoc Paula Moretti.