07 de julio de 2022
07 de julio de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Todos deberán cumplir las penas en cárceles federales
Rosario: condenan a doce miembros de la inteligencia militar por crímenes en la dictadura
El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 1 impuso una prisión perpetua y otras penas de entre 25 y 5 años, menores a las solicitadas por la fiscalía, que había requerido perpetua para cinco imputados y 20 años de prisión para los otros siete. El fiscal Stara destacó que pudo acreditarse la responsabilidad de los imputados.

El Tribunal Oral Federal N° 1 de Rosario, integrado por los jueces Roberto Lopez Arango, Lilia Carnero y Noemí Berros, impuso penas a los doce imputados en una causa en la que se investigaron los delitos de privación ilegal de la libertad, tormentos y homicidios, en el marco de una asociación ilícita, durante la última dictadura cívico-militar.

El ex jefe del Grupo de Tareas 1 del Destacamento de Inteligencia 121 del Ejército, Marino Héctor González, fue condenado a prisión perpetua, en tanto que los ex miembros del Personal Civil de Inteligencia (PCI) de esa unidad militar, Ariel Zenón Porra y Juan Andrés Cabrera, recibieron penas de 25 años de prisión.

Por su parte, el PCI Carlos Antonio Sfulcini fue condenado a 20 años de prisión, mientas que sus camaradas Alberto Enrique Pelliza y Ariel López recibieron 18 y 16 años de prisión, respectivamente, y los también PCI Walter Pagano y Eduardo Constanzo fueron condenados a 5 años.

El ex segundo jefe del Destacamento, Pascual Guerrieri, recibió 10 años;  el ex jefe de Operaciones de Inteligencia, Jorge Alberto Fariña, y el ex jefe de sección y segundo jefe de Operaciones Especiales, Juan Daniel Amelong, fueron condenados a 10 años; y el ex capitán Joaquín Gurrera, a 8 años;

El fiscal interviniente, Gonzalo Daniel Stara, señaló a Fiscales que “sin perjuicio de no compartir las escalas penales, atento que esta fiscalía había solicitado en todos los casos penas mayores, entiendo que se sigue avanzando en las responsabilidades que le caben al Destacamento de Inteligencia 121”.

Stara aseguró que “ha quedado acreditada la responsabilidad de los imputados, que integraron este 'grupo de tareas', en los hechos cuya materialidad quedó probada en el juicio Guerrieri I”. El fiscal hizo referencia así a la acusación por el delito de asociación ilícita que pesaba en este juicio sobre Guerrieri, Amelong, Fariña, Costanzo y Pagano, quienes en 2010 fueron condenados a perpetua por secuestros, torturas y homicidios en el mismo circuito represivo.

El fiscal destacó que “resulta de importancia que, en relación al caso de Tito Messiez, dirigente del Partido Comunista, quedó por primera vez acreditada la materialidad de los hechos que lo damnificaron -secuestro, tortura y homicidio- y también quienes fueron sus verdugos.

Y agregó que “en este sentido, fueron condenados a penas de 25 y 20 años de prisión Sfulccini, Porra y Cabrera, quienes se encontraban imputados en ese hecho".

Stara concluyó su evaluación de la sentencia sosteniendo que “también merece subrayarse que, el cumplimiento de las penas impuestas será en establecimientos carcelarios dependientes del Servicio Penitenciario Federal, y que esto es importante ya que el condenado Sfulccini estaba cumpliendo su prisión preventiva en la Alcaidía de Jefatura de Rosario, a pesar de los reiterados pedidos de esta fiscalía, que incluso motivaron que la Cámara de Diputados de la Provincia de Santa Fe exhortara al Ministro de seguridad, Raúl Lamberto, a trasladar de inmediato a esos detenidos a una cárcel común".