24 de febrero de 2024
24 de febrero de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Por crímenes cometidos contra 28 víctimas
San Luis: sentenciaron a Menéndez a prisión perpetua y suma 12 condenas
La pena fue impuesta este miércoles, en línea con la solicitada por la Fiscalía. El fiscal Rachid destacó que el nuevo pronunciamiento responsabiliza al ex general del Ejército por crímenes cometidos en jurisdicción de la Fuerza Aérea y como autor mediato de delitos sexuales.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de San Luis condenó este miércoles a prisión perpetua al ex comandante del III Cuerpo del Ejército, Luciano Benjamín Menéndez, por crímenes de lesa humanidad cometidos contra 28 víctimas y lo absolvió por los delitos contra una. Es la 12° condena que recibe el acusado por su actuación durante el terrorismo de Estado.

La Fiscalía destacó que esta nueva sentencia en San Luis es importante en varios aspectos, pues el Tribunal encontró responsable a Menéndez por hechos cometidos por personal de la Fuerza Aérea, lo cual ratifica el dominio y la dirección que el acusado tenía en la represión ilegal y la coordinación con la que se desempeñaban las fuerzas armadas para desarrollar el plan sistemático de exterminio. Además, el juicio permitió establecer la responsabilidad mediata del acusado en delitos de índole sexual.

El veredicto -cuyos fundamentos se darán a publicidad el 13 de abril- fue a dado a conocer por los jueces desde Mendoza, donde sesionaron por videoconferencia. Los magistrados Oscar Hergott, Héctor Cortés y Marcelo Alvero receptaron el pedido formulado el 3 de febrero pasado por la fiscal Mónica Spagnuolo y el fiscal ad hoc Christian Rachid, quienes habían requerido que se condene a Menéndez a la pena máxima.

El fiscal Rachid destacó a Fiscales que las tres sentencias dictadas en San Luis por crímenes de lesa humanidad (las anteriores fueron en 2009 y 2015) permitieron la "reconstrucción del aparato criminal estatal que implementó el terrorismo de Estado" en la provincia. En ese contexto, Menéndez, como jefe del Cuerpo III, tenía el control prioritario y exclusivo de diez provincias argentinas de cuyo, del centro y del noroeste.

"La declaración institucional que implica la sentencia ha trascendido el organigrama provincial, remontándose a las autoridades intermedias de la cadena de mandos represiva, y demostrando cabalmente el alcance nacional, sistemático y generalizado del terrorismo de Estado en nuestro país y, con ello, el innegable carácter de delitos de lesa humanidad de tales crímenes", reflexionó el fiscal ad hoc.

Al respecto, puso de relieve que "la condena a Ménendez adquiere una importancia decisiva", pues adopta "un postulado esencial en el que insistió la Fiscalía", que es "la existencia de una verdadera coordinación y afectación de todas las fuerzas armadas a los fines de implementar aquel plan sistemático, procurada desde los primeros niveles de la Junta Militar, y que significó la implementación de un esquema inorgánico de base eminentemente territorial, según el cual, como regla, el Ejército tuvo responsabilidad primaria en el despliegue de aquel plan y, en cuanto tal, la conducción de las tareas de inteligencia y represivas llevadas a cabo coordinadamente con la Fuerza Aérea y la Armada, y valiéndose de las fuerzas de seguridad existentes en todo el país".

En ese sentido, resaltó que el acusado "fue declarado responsable mediato por los crímenes cometidos por efectivos de la Fuerza Aérea en Villa Mercedes, desechando el criterio de competencias estancas que distribuye responsabilidades –hacia arriba- sólo en base a la fuerza a la que pertenecían los efectivos ejecutores de los delitos".

Rachid también destacó que esta sentencia dejó establecido que "las violaciones de índole sexual cometidas por los ejecutores del plan criminal sistemático, son imputables a los jerarcas intermedios, conductores del plan, por haber configurado y autorizado, de manera sistemática, el marco de impunidad y fáctico para que se produjeran esos atentados por sus subordinados, lo que los hace responsables mediatos de delitos que tradicionalmente fueron considerados de propia mano".

Los crímenes por los que llegó Menéndez a juicio fueron perpetrados entre 1976 y 1977 y tuvieron como epicentro diferentes dependencias de fuerzas armadas y de seguridad, por donde pasaron las víctimas de homicidios, privaciones ilegales de la libertad, tormentos y delitos sexuales. El Ejército contaba con Granja La Amalia y Rodeo del Alto, ambos ubicados en la ciudad de San Luis. La Fuerza Aérea, con la Base de la V Brigada Aérea, en Villa Reynolds. La Policía provincial utilizaba en la ciudad de San Luis el Departamento de Informaciones (D-2), la División de Investigaciones, dependiente del Departamento Judicial (D-5), la Comisaría 4ª y “La escuelita” (Ex Comisaría 2ª), y, en Villa Mercedes, la División Investigaciones de la Jefatura de la Unidad Regional II. La Policía Federal empleaba el edificio de su delegación en la capital provincial.

En abril del año pasado otros 28 acusados de esas fuerzas fueron condenados -y uno, absuelto- por los delitos por los que ahora recibió Menéndez una nueva pena a prisión perpetua. El ex jefe del Cuerpo III había quedado afuera de aquél debate porque estaba siendo juzgado en otras provincias

Antes de esta, Menéndez recibió siete condenas a reclusión perpetua, dos a prisión perpetua, una a veinte años y otra a doce. Actualmente transita como acusado otros dos grandes juicios: el emblemático de Córdoba por los crímenes en La Perla y Campo La Ribera, y la Megacausa de La Rioja.