20 de julio de 2024
20 de julio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El recurso fue interpuesto por el fiscal general Antonio Gustavo Gómez
Tucumán: citarán a indagatoria a un civil, tras un fallo de Casación que revocó la negativa del juez a la convocatoria
El juez de primera instancia había denegado la solicitud de la Fiscalía de convocar a indagatoria a un abogado y empresario. Y la Cámara Federal ratificó la decisión. Pero Casación revirtió el criterio tras analizar la queja interpuesta por el MPF. En el caso se investiga a un hombre vinculado al Comando del III Cuerpo del Ejército que fue denunciado por su hermano.

La Cámara Federal de Tucumán le ordenó al juez Daniel Bejas que convoque a prestar declaración indagatoria a un abogado y empresario imputado por crímenes de lesa humanidad, luego de que la Sala I de la Cámara Federal de Casación hiciera lugar a un recurso de queja interpuesto por el fiscal general Antonio Gustavo Gómez y revocara la negativa del juez de primera instancia -confirmada luego por el tribunal de alzada- de llamar al imputado a ejercer su primer acto de defensa.

La resolución del máximo tribunal penal, dictada el 18 de abril de 2016, fue acatada por la Cámara Federal de Tucumán en un fallo firmado el 26 de septiembre pasado con una composición de jueces subrogantes, dado que sus titulares se habían excusado.

El fallo de casación que allanó el camino a la indagatoria solicitado por el representante del MPF fue firmado por los camaristas Ana María Figueroa, Mariano Borinsky y Gustavo Hornos, quienes destacaron en su resolución "la jurisprudencia internacional e interna que ha establecido la responsabilidad del Estado en materia de investigación de delitos de lesa humanidad" y sostuvieron que la petición del fiscal Gómez "cuenta con los fundamentos mínimos que son exigidos para la etapa procesal en la que se encuentra el expediente, que le han permitido al fiscal de la instancia contar con motivos suficientes para sospechar sobre la participación de Jorge Daniel Farall en los sucesos investigados, requiriendo oportunamente, el llamado a prestar declaración indagatoria del nombrado".

Los camaristas de casación señalaron que, si bien el llamado a indagatoria constituye una facultad discrecional del juez instructor, "no debe soslayarse que la decisión que la deniega debe ser fundada y no sólo ampararse en la circunstancia de que se trata de una actividad técnicamente discrecional del juez, máxime cuando las pruebas que el MPF acompañó como sustento de su petición resultan atendibles para la etapa procesal en la que se encuentra el expediente y sin perjuicio de lo que en definitiva se resuelva en la causa respecto del nombrado".

Jorge Daniel Farall fue denunciado por su hermano José Francisco de haber participado en al menos cuatro hechos vinculados al terrorismo de Estado bajo el amparo del Comando del III Cuerpo del Ejército.

Con base en esa resolución, la Cámara Federal de Tucumán dictó el martes pasado la nueva decisión que revoca la negativa de Bejas y dispone que el juez "cite al encartado a prestar declaración indagatoria". El fallo fue firmado por los jueces subrogantes Juan Carlos Reynaga, José C. Quiroga Uriburu y Guillermo Federico Elías.

El imputado en la causa, iniciada en 2011, es el empresario y abogado -como tal, integró la lista de conjueces de la Cámara Federal de ese fuero- Jorge Daniel Farall, quien fue denunciado por su hermano José Francisco de haber participado en al menos cuatro hechos vinculados al terrorismo de Estado bajo el amparo del Comando del III Cuerpo del Ejército.

Según informó a Fiscales la Fiscalía General de Tucumán, el primero de los hechos que se le imputan es haber disparado contra un hombre, a quien hirió en un brazo y en el pecho, el 24 de diciembre de 1976 en la calle 24 de septiembre entre Catamarca y José Colombres de la capital provincial. De acuerdo con la información, el imputado descendió de un vehículo Renault 4 y disparó un arma de fuego contra la víctima, que sobrevivió. El hombre baleado hizo la denuncia y luego comenzó a recibir amenazas en las que le indicaban que lo iban a desaparecer y que Farall era amigo del hijo del general Luciano Benjamín Menéndez, jefe del III Cuerpo del Ejército.

Otro de los hechos que se le imputan a Farall es la tentativa de los secuestros de los hermanos Jorge y "Rubio" Neme, a quienes habría acusado de "actividades subversivas". Aquella denuncia no prosperó por la intervención de un funcionario del Ejército de alto rango, que era familiar de los denunciados.

El tercer hecho que se le imputa a Farall es haber denunciado ante Menéndez a dos personas que, a la postre, resultaron desaparecidas y asesinadas. Las víctimas fueron René Esteban Locascio, secuestrado el 20 de abril de 1975 en la localidad salteña de San Lorenzo, y Carlos Juan Salim, el 2 de octubre del mismo año en San Miguel de Tucumán.

Finalmente, de acuerdo con la Fiscalía General, Farall se encuentra imputado de haber tenido injerencia en la aparición de tres personas que se encontraban desaparecidas gracias a su amistad con el hijo Martín Horacio Menéndez, hijo del jefe del III Cuerpo. Para la Fiscalía, ese hecho da cuenta de que el imputado tenía claros contactos con los genocidas y estaba absolutamente al tanto de los campos clandestinos de detención que funcionaban en Tucumán, con facultades suficientes para salvar vidas o ser cómplice en su destino.