29 de enero de 2023
29 de enero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Jorge Gerónimo Capitán había sido fotografiado a varias cuadras de su domicilio
Tucumán: el fiscal Camuña pidió que se revoque la prisión domiciliaria a un procesado
La presentación fue realizada ayer, horas después de que un diario porteño publicara las fotos del militar caminando a 800 metros de su casa, en Buenos Aires. El juez dispuso una guardia permanente en la puerta del domicilio hasta resolver.

El fiscal federal de Tucumán, Pablo Camuña, requirió ayer al juez Daniel Bejas que revoque la prisión domiciliaria de la que goza el ex oficial del Estado Mayor del Comando de la Quinta Brigada de Infantería de Tucumán Jorge Gerónimo Capitán procesado por crímenes de lesa humanidad durante la represión ilegal en el marco del Operativo Independencia. El representante del Ministerio Público formuló la presentación horas después de que el diario Tiempo Argentino publicara fotografías del ex militar que dan cuenta de que violó los términos del arresto domiciliario que viene cumpliendo hace más de dos años, medida a la que ya se había opuesto oportunamente la Fiscalía.

El matutino porteño registró al procesado en diferentes momentos y lugares, hasta a 800 metros de distancia de su domicilio de la Capital Federal. Las imágenes, reseñó el fiscal, "muestran al imputado caminando libremente alejado de su domicilio en cuatro fechas distintas: 17 de junio de 2014, 24 y 28 de diciembre de 2014, y el sábado 14 de marzo de 2015".

El juez Bejas dispuso de inmediato la custodia del lugar donde el procesado cumple la prisión preventiva, hasta resolver el pedido de revocación presentado por el fiscal Camuña.

Capitán, beneficiado con la medida el 27 de diciembre de 2012, fue autorizado el 13 de abril de 2013 a realizar caminatas diarias de 45 minutos en la misma manzana de su domicilio en compañía de su "guardadora legal", es decir, la persona que se constituyó como garante ante el juzgado de que el imputado cumplirá con la modalidad de prisión domiciliaria.

Camuña, que en su presentación aportó un video y 24 fotografías que le fueron facilitadas por los trabajadores de prensa que realizaron la investigación, sostuvo que "Capitán violó las condiciones de la prisión preventiva oportunamente fijadas por el magistrado, alejándose del radio permitido de circulación y sin su guardadora legal".

El fiscal señaló que "la violación objetiva de las limitaciones impuestas por el juez, que de por sí hacen procedente la revocación del arresto domiciliario, además ponen de manifiesto el riesgo –un riesgo total, sin atenuantes- de que el imputado profugue, ante la absoluta falta de controles registrada durante casi un año".

En ese sentido, Camuña agregó que la publicación de la noticia "supone además una cuestión de especial peligro, atento a que el imputado podría enterarse de tal manera, suponer este trámite procesal y, en consecuencia, profugar". Al respecto, señaló que la causa "está próxima al debate" y que debe ponderarse que la Corte Suprema de Justicia de la Nación ha remarcado que una de las cuestiones a considerar con relación a la prisión preventiva es “el grado de avance de la causa, o sea, si está próximo el juicio oral o si éste tiene una fecha fijada”.

En efecto, hace pocos días el juez Bejas elevó a juicio oral y público a 15 procesados -entre ellos, Capitán- por crímenes perpetrados durante el Operativo Independencia. El imputado fue requerido a juicio por ser al momento de los hechos Auxiliar de la Jefatura de Operaciones (G3) y Oficial del Estado Mayor del Comando de la Vta. Brigada de Infantería de Tucumán, "rol que desempeñó entre el 4 de diciembre de 1975 y (al menos) el 23 de marzo de 1976".

"En tal función, realizó un aporte esencial para el funcionamiento del CCD 'Escuelita' emplazada en la Escuela Diego de Rojas de la localidad de Famaillá, a cargo de la Vta. Brigada de Infantería", indicó Camuña.

Capitán está acusado de ser autor mediato, en el marco de una asociación ilícita, de privación ilegítima de la libertad con apremios y/o vejaciones en 13 casos; imposición de torturas agravadas en 13 oportunidades; abuso deshonesto sobre una víctima; homicidio calificado en cuatro casos; y la violación de domicilio en seis hechos.

Por otro lado, el fiscal recorrió el "curioso" -tal el término que empleó- trámite del expediente de prisión domiciliaria de Capitan y remarcó que "existen en autos dos informes médicos que indican que en condiciones adecuadas el alojamiento del imputado no agravaría su situación médica" y un "informe de la unidad penitenciaria de Ezeiza que confirma lo anterior".

Camuña recordó que, ante esa situación, un juez federal subrogante "decidió dejar sin efecto el arresto domiciliario" y que la medida fue repuesta por Bejas cuando retornó al cargo. Luego, narró el fiscal, "con todos estos elementos, la Cámara Federal de Tucumán mantuvo la modalidad de arresto domiciliario en evidente contradicción con la normativa aplicable".

En ese sentido, Camuña remarcó que el tribunal de alzada decidió "sin tener en cuenta la decisión del a quo [el juez de la instancia anterior] de trasladar al imputado al penal de Ezeiza. Nada dice de los informes médicos agregados a autos ni del oficio remitido a la unidad penitenciaria de Ezeiza".