27 de febrero de 2024
27 de febrero de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El alegato de la fiscalía en un juicio por violaciones masivas a los derechos humanos
Tucumán: los fiscales solicitaron seis prisiones perpetuas por crímenes en el penal de Villa Urquiza
Pablo Camuña y Leopoldo Peralta Palma formularon la acusación contra los diez imputados que llegaron al final del juicio por 39 hechos del terrorismo de Estado que tuvieron como escenario el penal de Villa Urquiza. También pidieron penas de 8, 15, 22 y 25 años de prisión.

Los fiscales de Tucumán Leopoldo Peralta Palma y Pablo Camuña solicitaron hoy que se condene a prisión perpetua a seis acusados, mientras que requirieron penas de 8, 15, 22 y 25 años de prisión para otros cuatro, por crímenes de lesa humanidad en el penal de Villa Urquiza durante la última dictadura.

Los fiscales solicitaron la pena de prisión perpetua e inhabilitación absoluta y perpetua, accesorias legales y costas, y su efectivo cumplimiento en una unidad penitenciaria para el coronel retirado Jorge Omar Lazarte; el cabo primero Ángel Amado Audes; el ex agente Juan Carlos Medrano; el ex sargento Pedro Fidel García; y los ex cabo Francisco Alfredo Ledesma y Héctor Valenzuela. En tanto que pidieron que el ex inspector mayor retirado Roberto Heriberto Albornoz sea condenado a 8 años de prisión; el ex suboficial principal Santo González a 15 años; el ex sargento Augusto Walter Montenegro, a 22 años, y el ex suboficial principal Daniel Arturo Álvarez, a 25 años.

En esta causa también está acusado el Jefe del III Cuerpo del Ejército, Luciano Benjamín Menéndez, pero fue apartado del debate por afrontar otro proceso por crímenes de lesa humanidad en Córdoba.

Otro imputado que inició el juicio pero luego fue apartado por razones de salud es el ex guardiacárcel José Víctor Gerez.

Antes del comienzo del juicio oral, en dialogo con Fiscales, Pablo Camuña señaló que “los presos y presas políticos del llamado 'Pabellón de la muerte' estaban sujetos a un régimen de extrema severidad, sin poder ejercer derechos y garantías". El fiscal sostuvo que "vivían en ese lugar en condiciones inhumanas de detención, subalimentados, sin visitas de familiares, en situación de encierro y oscuridad, con requisas permanentes".

Camuña concluyó que, según las denuncias, “algunas mujeres además padecieron el cautiverio junto a sus hijos menores de edad, registrándose incluso nacimientos dentro de los muros del penal, y varias de ellas fueron sometidas a conductas aberrantes de violencia sexual por parte de los captores mientras permanecieron en el pabellón".