02 de febrero de 2023
02 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Una iniciativa de la Procunar y el Ministerio de Seguridad bonaerense
Elaboraron un protocolo para analizar las composiciones del paco y de las drogas sintéticas
El documento unificará el criterio para recabar los muestreos y análisis del material secuestrado en diferentes procedimientos para conocer con rigurosidad las composiciones químicas del paco y los estimulantes anfetamínicos. Buscan conocer los métodos de fabricación.

La Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar) y la Dirección de Química Legal de la Policía Científica de la Provincia de Buenos Aires elaboraron un protocolo para el análisis de muestras secuestradas de paco y de estimulantes de tipo anfetamínico (ETA) que permitirá por primera vez indagar de forma sistemática sobre la composición química de esas sustancias.

El procedimiento tiene como objeto conocer la formulación cualitativa y cuantitativa de los estupefacientes secuestrados para determinar no sólo los alcaloides o principios activos sino también los adulterantes y toda otra sustancia que se encuentre presente, indicando la proporción de cada una de ellas en la muestra bajo estudio.

La importancia de este documento es que permitirá caracterizar la composición química del paco y de los estimulantes tipo anfetaminas. La finalidad es obtener no sólo datos respecto de sus métodos de fabricación, sino también respecto de las mejores posibilidades de prevención y tratamiento.

En efecto, la preocupación de la Procunar a cargo del fiscal Félix Crous es avanzar más allá de los peritajes químicos que se realizan actualmente, que sólo tienen por objeto detectar la sustancia estupefaciente. "Es un objetivo que la Procunar se planteó desde sus inicios precisar con información de campo el concreto contenido de las sustancias ilícitas consumidas para superar los lugares comunes y las denominaciones genéricas distorsivas", indicó Crous a Fiscales.

El fiscal explicó que el protocolo es el resultado de "un trabajo colaborativo" con el Ministerio de Seguridad bonaernese, que aporta la logística de su laboratorio y recursos humanos especializados en la materia. Por su parte, el Ministerio Público Fiscal estará encargado de gestionar la obtención de las muestras y de evaluar los resultados para la redacción del informe final.

"Los estimulantes anfetamínicos y especialmente el paco contienen un espectro muy amplio de sustancias, las cuales para evaluar su significación, peligrosidad e impacto sobre la población deben ser antes que nada conocidas", explicó Crous.

Y en ese sentido destacó que "el trabajo tiende, creemos que por primera vez, a sistematizar un análisis detallado de las sustancias contenidas en cada una de esas categorías de drogas prohibidas por la ley".

El protocolo ya está en marcha. La Procunar solicitó muestras para enviarlas al laboratorio en causas que tramitan en los juzgados en lo criminal y correccional federal N°7 y N°12 de la Capital Federal, a cargo de Sebastián Casanello y Sergio Torres, respectivamente; y en el N°1 de San Isidro, cuya titular es Sandra Arroyo Salgado.

El texto

El protocolo tendrá como objeto los secuestros de estimulantes tipo anfetamina y paco concretados en todo el país, aunque la labor se desarrollará por etapas. La primera se cumplirá en la Ciudad Autónoma de Buenos de Aires y en la Provincia de Buenos Aires.

El texto de la nueva herramienta ingresa en especificidades técnicas como los métodos que deben seguirse para el muestreo, basados en las recomendaciones de la Organización de las Naciones Unidas a través de su Programa de Control de Drogas.

El material también se detiene en la definición de los objetos de estudio. El paco, explica, "incluye a todas las sustancias elaboradas a partir de la cocaína, que se comercializan a bajo costo y que se consumen por pirolisis, generalmente mediante pipas (en muchos casos de manufactura artesanal) y de composición química muy variada en lo que respecta a las 'sustancias de corte' tanto activas como inactivas".

Los estimulantes anfetamínicos, en cambio, son "todas las sustancias" comprendidas en el decreto 299/10, que incluye la lista de estupefacientes y sustancias químicas comprendidas en la ley que establece la persecución del narcotráfico (N°23737). El protocolo aclara que su consideración como ETA es "independientemente del estado de agregación en las que sean secuestradas (sólidas, líquidas, etc.)" y agrega que "pertenecen a la familia farmacológica integrada por compuestos con estructura química análoga o derivada de la molécula de anfetamina, con propiedades clínicas similares, y con grado de actividad farmacológica".

Los datos de los distintos perfiles químicos obtenidos "se sistematizarán para poder hacer estudios estadísticos", en tanto que respecto de los comprimidos además "se generará una base de datos que incluya fotografías con escala". Para las dos tareas, trabajarán en conjunto los funcionarios de la Procunar y de la Dirección de Química Legal de la Policía Científica provincial.