17 de julio de 2024
17 de julio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervienen el fiscal general Juan Manuel Pettigiani y el auxiliar fiscal Carlos Fioriti
Mar del Plata: comenzó el juicio a quince personas acusadas de integrar una organización narcocriminal
El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de esa ciudad juzga desde el miércoles a siete ciudadanos bolivianos, siete argentinos y uno paraguayo acusados integrar una banda dedicada al transporte, acopio y comercio de cocaína y marihuana, para lo cual utilizaban de fachada un emprendimiento agrícola en la localidad de Batán.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Mar del Plata comenzó el miércoles pasado el juicio oral y público a quince personas acusadas de integrar una organización narcocriminal que transportaba, acopiaba y comercializaba estupefacientes bajo la pantalla de un emprendimiento agrícola situado en la localidad marplatense de Batán. En el debate intervienen el fiscal general Juan Manuel Pettigiani y el auxiliar fiscal Carlos Fioriti.

De acuerdo con la acusación, la organización era liderada por los ciudadanos bolivianos Claudia Micaela Camacho Soliz y Nelson Alcocer Peredo (pareja de la primera), e integrada por sus connacionales Lizzet Glabys Llanque Barral, Diego Ríos Saavedra, Andrea Pacheco Solíz, Laura Norma Rea Condarco y Weimar Tarifa Soruco. También están imputados los ciudadanos argentinos Sergio Gambarte, Marcelo Ramón Staniscia, Brenda Macarena Pardiñas, Dante Leonardo Torres, Sergio David Torres, Cristian Ariel Michiels, Luis Alberto Sánchez, y el ciudadano paraguayo Erme Cubilla Encina.

El caso

Según el requerimiento de elevación a juicio, Camacho Soliz, Alcocer Peredo -quienes gozaban de prisión domiciliaria- y Sánchez conformaron una estructura dedicada a la adquisición, transporte y comercialización de cocaína y marihuana, que operó al menos entre marzo de 2016 y hasta el 1° de octubre de 2019. Camacho Soliz y Alcocer Peredo organizaban las operaciones desde un campo de la localidad marplatense de Batán, y vendían las sustancias en Gutiérrez, Tres Arroyos, Tandil, Mar del Plata, Bahía Blanca, Punta Alta y la Ciudad de Buenos Aires. Por su parte, Sánchez, que vivía en la capital de la provincia de Salta, se ocupaba de ingresar la droga al territorio nacional y transportarla hasta Batán.

Además, se le imputó a Camacho Soliz, Alcocer Peredo, Pardiñas y Staniscia la tenencia con fines de comercialización de 65,717 kilogramos de marihuana, acondicionados en 77 panes, y 2,133 kilogramos de cocaína, dispuestos en dos panes. La droga, que había sido trasladada desde Mar del Plata, fue incautada a Staniscia el 31 de octubre de 2018 del interior de un vehículo Ford Fiesta, que estaba estacionado frente a una vivienda en la localidad bonaerense de Tres Arroyos.

Por otra parte, Camacho Soliz, Alcocer Peredo, Sánchez, Gambarte, Llanque Barral, Ríos Saavedra y Pacheco Soliz son juzgados por su intervención en el transporte de 68,834 kilogramos de cocaína dispuestos en 67 ladrillos, que fueron incautados el 1° de octubre de 2019, En aquella oportunidad y siempre de acuerdo con la acusación, Gambarte se encontró con Camacho Soliz en la Rotonda Gutiérrez de la Ruta 2 y le entregó la droga, que estaba oculta en dos cajas, las cuales fueron introducidas en la camioneta Toyota Hilux en la que circulaba Camacho Soliz, quien fue apresada en el barrio porteño de Flores. Gambarte, además, deberá responder por la tenencia ilegítima de una pistola Bersa Thunder 9I DI, que se le secuestró en su vivienda de la localidad de Ángel Echeverry.

En el debate también se juzga a Cubilla Encina por haber almacenado 45,921 kilogramos de cocaína en un domicilio de Quilmes; a Michiels, por haber confabulado con los líderes de la organización el traslado y la comercialización de la droga en las ciudades de Tres Arroyos, Punta Alta y Bahía Blanca. Por otro lado, Dante y Sergio Torres son juzgados por haber participado en la provisión y transporte de la droga desde el norte del país, para lo cual -de acuerdo a la imputación- manejaban una red de colaboradores que se ocupaban de pasar las sustancias por la frontera desde Bolivia, para luego distribuirla y comercializarla. Finalmente, Rea Condarco y Tarifa Soruco llegan al debate acusados de confabular y facilitar la actividad de la organización.

De tal forma, Camacho Soliz y Alcolcer Peredo deberán responder como coautores de los delitos de tenencia de estupefacientes agravado por la participación de más de tres personas, organización de actividades de narcotráfico agravadas por la cantidad de intervinientes y transporte de estupefacientes agravado.

Sánchez fue acusado como coautor de organización de actividades de narcotráfico agravadas por la cantidad de intervinientes y transporte de estupefacientes agravado por la cantidad de intervinientes. Por este último delito también se juzga, como coautor, a Gambarte -a quien además se le imputó la tenencia ilegítima de un arma de guerra-, y a Llanque Barral, Ríos Saavedra y Pacheco Soliz como partícipes necesarios. Por su parte, Staniscia y Pardiñas, responderán, como coautor y partícipe necesaria, respectivamente, de tenencia de estupefacientes.

Finalmente, Cubilla Encina es juzgado como autor de almacenamiento de estupefacientes, mientras que Rea Condarco y Soruco, como autores de confabulación junto a Michiels y a Dante y Sergio Torres.