06 de febrero de 2023
06 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Alegato de la fiscal Gloria André
Mendoza: solicitan penas de hasta siete años y seis meses de prisión para seis personas acusadas de contrabando de marihuana hacia Chile
De acuerdo a la acusación fiscal, las y los imputados ingresaron a la provincia un cargamento de sesenta kilogramos de marihuana que luego trasladaron a Chile para su comercialización. Pocos días después, la policía del país trasandino secuestró la droga.

La fiscal general Gloria André solicitó al Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 1 de Mendoza penas de hasta siete años y seis meses de prisión para seis personas acusadas de integrar una organización dedicada al tráfico de marihuana. La titular de la Fiscalía General N° 1 ante el TOCF describió la responsabilidad de los y las imputadas en una maniobra que consistió en el ingreso de un cargamento de sesenta kilos de cannabis que luego fue enviado a Chile para su comercialización, y que fue posteriormente secuestrado en el país trasandino . 

El caso tiene como antecedente un pronunciamiento en 2018 de la Sala II de la Cámara de Casación Federal de Casación Penal que hizo lugar a un recurso interpuesto por el Ministerio Público Fiscal, que había cuestionado que el tribunal, con distinta integración, dictara la absolución de todos los acusados al considerar que existían dudas sobre su responsabilidad criminal.

En esta ocasión, el debate está a cargo de los jueces Alberto Carelli, Héctor Cortés y Daniel Doffo. El juicio continuará el lunes 20 con los alegatos de las defensas. 

En su intervención, la fiscal André solicitó una pena de siete años y seis meses de prisión para Rodolfo Araujo como coautor de transporte de estupefacientes agravado por la intervención de tres o más personas, un delito por el que, además, solicitó una condena de seis años y seis meses para Mercedes de Jesús Godoy.

Las penalidades que la representante del MPF pidió que se impongan al resto de los imputados fueron en el marco de infracciones al Código Aduanero: para Oscar Acosta y José Luis Galván solicitó una pena de siete años y seis meses de prisión como coautores de exportación de estupefacientes que por su cantidad estuviesen destinados a ser comercializados dentro o fuera del territorio nacional. Para Ana María Oviedo y Alejandro González, en cambio, el pedido fue de tres años y seis meses. Consideró a ambos partícipes secundarios del mismo delito, por ocultar o disimular mercadería que debiera someterse a control aduanero, con motivo de su importación o de su exportación.

La investigación

Según la hipótesis fiscal, entre el 14 y el 15 de junio de 2015, Mercedes de Jesús Godoy y el fallecido Hernán Salinas transportaron desde Misiones a Mendoza un cargamento de sesenta kilos de marihuana, una maniobra en la que Araujo fue el encargado de organizar el traslado. Una vez recibida la mercadería, Acosta y Galván habrían coordinado la maniobra mediante la que se concretó la exportación del material a Chile, que fue secuestrado en el país trasandino el 20 de junio de ese mismo año. Por último, Oviedo fue señalada por haber colaborado con Acosta para la colocación de la mercancía fuera del país eludiendo el control aduanero, y González por haber abonado gran parte de la mercadería transportada desde el norte y secuestrada en Chile. El día del procedimiento se secuestró se su vehículo la suma de 156 mil pesos en el momento en que iban a ser entregados a Godoy.

La investigación había comenzado con una presentación de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico de la Policía de Mendoza tras un pedido de asistencia internacional solicitado por la Justicia de la República de Chile, luego de que se conociese información de que una persona posteriormente identificada como Galván planeaba trasladar 200 kilos de marihuana desde Mendoza.

Tras el secuestro en el país vecino un cargamento de 60 kilos de cannabis, la policía chilena determinó que el material había sido entregado por Galván junto a Acosta, y que ambos habrían quedado registrados en el sistema de cámaras de seguridad de Maipú en su ingreso al país.

La intervención de diversas líneas telefónicas permitió establecer que el material habría sido entregado a Acosta por Salinas bajo órdenes de Araujo, residente en la provincia de Buenos Aires y que viajó a Mendoza para organizar la operación junto a Acosta y la mujer de este, Oviedo. La ampliación de la investigación permitió también señalar la presunta participación de González y Galván, por lo que se allanaron los domicilios de los acusados, donde se incautó dinero en efectivo tanto en divisa local como extranjera, y diversos teléfonos celulares, entre ellos varios con tarjetas SIM pertenecientes a las investigadas en la causa.