22 de febrero de 2024
22 de febrero de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervino la Fiscalía General ante el TOF N°3 de Córdoba
Penas de hasta doce años de prisión por ingresar más de 372 kilos de marihuana en un vuelo clandestino
Los siete condenados ingresaron el material estupefaciente en una avioneta proveniente del Paraguay, que aterrizó en una improvisada pista ubicada en un campo de la localidad de Río Primero.

Con la intervención del titular de la Fiscalía General N°3 ante el TOF de Córdoba, Carlos Casas Noblega, el Tribunal Oral Federal N°1 de dicha jurisdicción condenó a penas de entre tres y doce años de prisión a siete personas que integraban una organización narcocriminal que introdujo en nuestro país más 372 kilos de marihuana en un vuelo clandestino proveniente de Paraguay.

De este modo, los jueces Jaime Díaz Gavier, Julián Falcucci y José Fabián Asís condenaron a Ricardo del Castillo y Fernando Sebastián Villafañe a las respectivas penas de 12 años y 10 años de prisión, multas de $40.000 y $35.000, accesorias legales y costas como coautores del delito de organización y financiamiento de transporte de estupefacientes, en concurso real con contrabando calificado de estupefacientes agravado por el número de intervinientes y por el empleo de un medio de transporte aéreo en vuelo no autorizado.

Por su parte, Ángel Daniel Molina y Juan Francisco Aranda fueron condenados como partícipes secundarios de contrabando calificado de estupefacientes agravado por el número de intervinientes y por el empleo de un medio de transporte aéreo en vuelo no autorizado y como coautores de transporte de estupefacientes en grado de tentativa, a las penas de cinco y cuatro años de prisión y multas de $5.000 y $1.000 respectivamente; mientras que Irineo Salas González recibió una pena de tres años de prisión y costas, como partícipe secundario de contrabando calificado por tratarse de estupefacientes destinados a su comercialización agravado por el número de personas intervinientes y por el empleo de un medio de transporte aéreo en un vuelo no autorizado.

Además, se le impuso a José Ariel Machuca una condena de tres años de prisión en suspenso, multa de $1.000, la obligación de fijar residencia y someterse al control del Patronato de Presos Liberados y costas como autor del delito de confabulación para el contrabando de estupefacientes, al tiempo que Ramón Alberto Ñañez recibió la misma condena en suspenso, como autor de facilitación del lugar para el delito de transporte de estupefacientes.

Finalmente, el Tribunal dispuso la destrucción del estupefaciente incautado y el decomiso de la avioneta Cessna 182F, una camioneta Toyota Hilux, un automóvil Volkswagen Bora, bidones de combustible, dinero en efectivo, teléfonos celulares, handies y un equipo de GPS.

La investigación

La pesquisa se inició a raíz de una denuncia anónima recibida el 31 de mayo de 2013 por personal de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico de la Policía de la Provincia de Córdoba, que daba cuenta sobre la existencia de una red de narcotraficantes dirigida por Villafañe –quien contaba con contactos en Paraguay-, que adquirían drogas en el exterior y las ingresaban a Córdoba para su posterior comercialización. En virtud de ello, y en el marco de la investigación desarrollada por el responsable de la Fiscalía Federal N°2 de Córdoba, Gustavo Vidal Lascano, se solicitó al titular del Juzgado Federal N°2 de dicha jurisdicción, Alejandro Sánchez Freytes, la intervención de distintas líneas telefónicas.

De las escuchas se logró establecer la participación de los implicados y determinar el lugar, día y hora en que se recibiría un cargamento ilegal de estupefacientes en la localidad cordobesa de Obispo Trejo. Así, en la madrugada del 11 de septiembre, personal policial se apostó para vigilar el domicilio de Del Castillo, donde observaron el inicio de movimientos que hacían prever que aquel día llegaría el cargamento ilícito, por lo que comenzaron a seguirlo.

Villafañe pasó a buscar a Aranda por la casa de Del Castillo –que esperaría allí las novedades con Irineo Salas González- en la camioneta Toyota Hilux y se dirigieron a la estación de servicio ubicada en la intersección de las Rutas N°9 y N°17, en la localidad de Totoral, donde recogieron a Molina y otro hombre –quienes habían llegado en un Volkswagen Bora- y se dirigieron hacia el campo a bordo de la camioneta, donde los esperaba Ñañez para flanquearles el acceso al mismo.

Ante esto, los efectivos policiales se ocultaron en las inmediaciones del campo en Obispo Trejo, donde observaron a Villafañe, Aranda, Molina y un cuarto hombre bajar de la camioneta unos bidones de combustible, que ocultaron en la vegetación, para luego bajar unos rollos de nylon y montar la señalización para una improvisada pista de aterrizaje. Alrededor de las 11 hs. apareció la avioneta Cessna 182F piloteada por un ciudadano boliviano –que permanece prófugo-, quien aterrizó en la improvisada pista.

La policía intervino y les dio la voz de alto, ante la cual Molina se dio a la fuga –recién fue detenido el 26 de marzo de 2015- mientras disparaba un arma que impactó en la aeronave. En el lugar se detuvo a Villafañe, Aranda, otro hombre, el piloto de la aeronave y Ñañez. También se detuvo a Del Castillo y  Salas González en el domicilio del primero, mientras que Machuca fue apresado tras establecerse que colaboraba con los cabecillas de la banda, para ubicar clientes o interesados en adquirir la droga.

El juicio

En su alegato, el fiscal general Casas Noblega le solicitó al TOF N°1 de Córdoba que condene a Del Castillo y Villafañe a las penas de 14 años de prisión, multa de $50.000 accesorias legales y costas y 12 años de prisión, multa de $50.000 accesorias legales como coautores del delito de organización y financiamiento de transporte de estupefacientes, en concurso real con contrabando calificado de estupefacientes agravado por el número de intervinientes y por el empleo de un medio de transporte aéreo en vuelo no autorizado, en concurso ideal con transporte de estupefacientes. En relación a Molina, requirió una condena de 8 años y multa de $10.000 como partícipe necesario de contrabando calificado de estupefacientes agravado por el número de intervinientes y por el empleo de un medio de transporte aéreo en vuelo no autorizado, en concurso ideal con transporte de estupefacientes.

En relación a Juan Francisco Aranda e Irineo Salas González, solicitó 6 años de prisión, multa de $1.000, como partícipes necesario de contrabando calificado de estupefacientes agravado por el número de intervinientes y por el empleo de un medio de transporte aéreo en vuelo no autorizado, en concurso ideal con transporte de estupefacientes, al tiempo que para Machuca solicitó 4 años y 6 meses de prisión como autor de confabulación para el transporte de comercio de estupefacientes con ánimo de lucro. Finalmente, se pidió una pena de 3 años de prisión condicional y multa de $500, para Ramón Alberto Ñañez como como autor de facilitación de lugar.

Tras rechazar los planteos de nulidad interpuestos por las defensas de los imputados, el Tribunal Oral Federal N°1 de Córdoba, analizó la cuestión acerca de si el personal de la Dirección Lucha contra el Narcotráfico de la Policía de la Provincia de Córdoba derribó la aeronave y, en tal sentido, concluyó que la avioneta logro aterrizar sin problemas, y que los disparos que presentaba -y que dañaron el cable del timón de cola- fueron efectuados una vez que se encontraba en tierra.

Finalmente, le impusieron a los siete imputados penas de entre 3 años de prisión condicional y 12 años de prisión efectiva, en relación a los hechos que les fueran oportunamente atribuidos.