27 de marzo de 2023
27 de marzo de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
A instancias de la Fiscalía Federal N°1 de Rosario y la PROCUNAR
Procesaron con prisión preventiva a un empresario como presunto organizador del transporte de casi 500 kilos de marihuana
Así lo dispuso el titular del Juzgado Federal N°4 de Rosario Marcelo Bailaque respecto de Lindor Alvarado, a quien consideró el autor intelectual detrás del envío de 494 kilos de marihuana que se encontraban distribuidos en un semirremolque y en la cabina de un camión Scania, detenido en noviembre de 2017 en Gral. Roca, Río Negro.

En línea con lo requerido por el Ministerio Público Fiscal, el titular del Juzgado Federal de Rosario N°4, Marcelo Bailaque, dispuso el procesamiento con prisión preventiva de Lindor Esteban Alvarado, a quien consideró responsable de la organización del transporte de 493,9 kilos de marihuana que se encontraban distribuidos y acondicionados en un semirremolque y en el interior de la cabina de un camión marca Scania, vehículo que fuera detenido por personal policial  el 24 de noviembre de 2017 cuando transitaba por la ciudad de General Roca, en la provincia de Río Negro. Por este hecho, en mayo pasado fueron condenados cuatro hombres, dos que se encontraban en el vehículo donde se ocultaba el material estupefaciente y otros dos que se movilizaban en otro auto que oficiaba de puntero, con el fin de alertar respecto de posibles controles en la ruta.

El pasado 19 noviembre los fiscales Guillermo Lega y Diego Iglesias, titulares de la Fiscalía Federal N°1 de Rosario y la Procuraduría de Narcocriminalidad (PROCUNAR), respectivamente, habían solicitado la detención e indagatoria de Alvarado -finalmente se negó a declarar- al considerar la existencia de elementos suficientes para acreditar que el acusado organizó la maniobra de transporte de estupefacientes antes referida. En una primera etapa procesal la investigación estuvo a cargo de la fiscal Adriana Saccone, responsable de la Fiscalía Federal N°3 de esa jurisdicción.

Dominio sobre las personas físicas y jurídicas implicadas

Al enumerar y valorar las distintas pruebas recolectadas durante la instrucción, el juez destacó el vínculo de cercanía entre el acusado y algunas de las personas condenadas por la maniobra antes descripta, y el hecho de que los vehículos utilizados para llevar adelante el traslado de estupefacientes pertenecieran a empresas de transporte y logísticas dirigidas por el propio Alvarado. Asimismo, de diversos allanamientos realizados en causas que tramitaron por la justicia provincial, se dio cuenta de la existencia de una red de sociedades comerciales dedicadas a la actividad logística, transporte y comercialización de rodados, las cuales eran en su totalidad dirigidas por Alvarado y que se empleaban para el desarrollo del comercio de material estupefaciente.

"Esta vinculación acredita que Alvarado no sólo tenía efectivo conocimiento de la sustancia allí transportada, sino que además fue el organizador de dicha maniobra, como una más de aquellas que llevaba a cabo la empresa criminal investigada. Ergo, estamos en condiciones de afirmar que corresponde imputar el hecho del transporte de dicho material ilícito a Alvarado en tanto, el dominio que este ejercía sobre las diferentes personas físicas y jurídicas que fueron parte de la maniobra", habían concluido Lega e Iglesias al momento de requerir la detención.

Riesgo procesal

A la hora de fundamentar la restricción a la libertad ambulatoria, el juez tuvo en cuenta la gravedad de la imputación vertida sobre el acusado, esto es, la pertenencia a un circuito de tráfico de estupefacientes de manera organizada, "la que, además, ya se encuentra en estado de detención por otros hechos ilícitos, extremo que demuestra un alto riesgo procesal".

Además de mantener la prisión preventiva, el magistrado dispuso que se le trabe embargo hasta cubrir la suma de $6.480.000 con el fin de asegurar la responsabilidad patrimonial del acusado.