27 de mayo de 2022
27 de mayo de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervienen los fiscales Teodoro Nürnberg y Mariano Sánchez, con la colaboración de la Procunar
Rawson: comenzó el juicio por el hallazgo de 110 kilos de cocaína en la pesquera "Poseidón"
El cargamento de material estupefaciente, que tenía como destino el Reino de España y se encontraba disimulado en cajas que contenían langostinos, fue hallado el 10 de junio de 2013 en una planta de la empresa ubicada en Puerto Madryn. Por el hecho son juzgados cinco imputados.

El Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia comenzó ayer el juicio oral y público por la causa “Poseidón”, radicada bajo expediente nro. 22420/2013. Dicho proceso oral dio inicio en horas de la mañana en el casino de suboficiales del Servicio Penitenciario Federal de la Ciudad de Rawson, y en la audiencia se dio lectura a los requerimientos de elevación a juicio. El tribunal oral estuvo integrado por los Dres. Enrique Guanziroli en carácter de Presidente, y como vocales los Dres. Nora Cabrera de Monella y Luis Giménez.

En representación del Ministerio Público Fiscal de la Nación estuvieron presentes Teodoro Nürnberg como Fiscal General, el Dr. Mariano Sánchez, y en representación de la Procuraduría de Narcocriminalidad (PROCUNAR), el Dr. Diego Puñet.

La causa conocida como “Langostinos” tuvo inicio el día 10 de junio de 2013 a raíz del hallazgo de 110 kilos de cocaína en la Cámara Nro. 5 de la empresa pesquera “Poseidón” ubicada en la Ciudad de Puerto Madryn disimulados en cajas que contenían langostinos, los cuales habían sido previamente enviados desde la empresa Mar Pesca Azul de la Ciudad de Mar del Plata. Dicho hallazgo señalado motivó las posteriores detenciones de Omar “Cura” Segundo y Alejandro Pennisi –propietarios de Poseidón-; Nicolás Seoane –broker pesquero-, Juan Eduardo Burgos y Alfredo Aranda Barberá –ambos ligados a la firma Mar Pesca Azul Argentina-, quienes se encuentran hoy sometidos a Juicio Oral. La sustancia estupefaciente hallada tenía como destino final el Reino de España, más precisamente a la empresa Royal Peche SL, propiedad de Salvador Parra Gómez, respecto de quien el país citado denegara su extradición para ser juzgado por las autoridades judiciales argentinas.