19 de junio de 2024
19 de junio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene el fiscal federal Marcelo Alejandro Rapoport
Río Grande: allanaron un kiosco en una investigación por comercialización de estupefacientes
El local comercial era atendido por una mujer de nacionalidad dominicana, quien de acuerdo con las tareas de inteligencia criminal realizaba la venta de marihuana con el comercio cerrado pero con previa comunicación con sus compradores a través de mensajes y llamadas por teléfono celular.

Por orden del Juzgado Federal de Río Grande -en la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur-, personal de la Prefectura Naval allanó el sábado pasado un kiosco en el que incautó plantas de marihuana, dinero, celulares y otros objetos vinculados a la venta de droga, en el marco de una investigación sobre presunta comercialización de estupefacientes a cargo del fiscal federal Marcelo Rapoport.

El kiosco era atendido por una mujer de nacionalidad dominicana, quien quedó imputada por ese delito. De acuerdo con los elementos recabados en la pesquisa, la venta se realizaba con el comercio cerrado, previa comunicación mediante mensajes o llamado por celular con los compradores.

La investigación se había iniciado el 30 de junio del 2023 a raíz de una denuncia formulada ante la División Narcocriminalidad y Delitos Federales de Rio Grande. A partir de allí, se iniciaron tareas de observación y vigilancia en cercanías al comercio, donde se observó y se constató que en el cesto de residuos ubicado enfrente del kiosco había una bolsa color amarilla con restos de tallos presumiblemente de plantas de marihuana, semillas de marihuana y cogollos.

También se observó en reiteradas ocasiones que las personas que se acercaban al kiosco solían hacerlo mandando mensajes, llamando o acercándose a la ventana del frente de la vivienda de la imputada, que está colindante al local. En esas diligencias, los agentes observaron cómo la acusada se encontraba en el interior de la casa atenta a ello, y que salía a abrir el negocio y generaba posteriormente los encuentros en su interior, que solían ser de periodos cortos, donde en varias oportunidades los clientes salían sin mercaderías y con sus manos en los bolsillos.

Por todos estos motivos el fiscal Rapoport solicitó el allanamiento y la imputación de la mujer que atendía el kiosco, que se llevó a cabo el sábado.