28 de mayo de 2022
28 de mayo de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Requerimiento de la Fiscalía Federal N°2 de esa ciudad
Rosario: indagarán a una banda narco presuntamente comandada desde una cárcel de Chaco
Se trata de tres hombres y una mujer que integrarían -junto a otras siete personas- una organización narcocriminal que operó en Rosario al menos desde febrero. De acuerdo a la pesquisa, su líder -ya condenado en otra causa- impartía las órdenes desde la Unidad Penitenciaria Federal N°7 de Resistencia.

El auxiliar fiscal Franco Benetti, de la Fiscalía Federal N°2 de Rosario que encabeza Claudio Kishimoto, solicitó la indagatoria de tres hombres y una mujer sospechados de integrar junto a otras siete personas una organización dedicada al tráfico de estupefacientes, que operó en esa ciudad desde febrero pasado y sería dirigida desde una cárcel en Chaco. La medida ya fue autorizada por el Juzgado Federal N°4 de Rosario.

Según surge del expediente, se obtuvo una escucha telefónica en la que una persona contaba las características del negocio de venta de drogas que llevaba adelante. Se intervino esa línea y se estableció que dicho hombre, Jonatan Brezik, estaría vinculado a la banda criminal conocida como “Los Monos” y se encuentra detenido -a raíz de una condena de 17 años y diez meses de prisión impuesta por el Tribunal Oral Federal N°2 de Rosario por transporte de estupefacientes- en la Unidad Penitenciaria Federal N°7 de Resistencia, en Chaco, desde donde lideraría a la organización investigada. Asimismo, estuvo detenido por cuatro años en una variedad de causas que tramitaron en la justicia provincial.

De acuerdo al pedido de la fiscalía federal, en febrero de 2020 personal policial tomó conocimiento de que el sospechoso tenía planeado el homicidio de un rival en el negocio del narcotráfico desarrollado en la zona rosarina de Casiano Casas, además de otros episodios violentos que motivaron un trabajo conjunto con la Agencia de Crimen Organizado y Delitos del Ministerio Publico de la Acusación de Santa Fe. Finalmente, en mayo pasado se realizaron una serie de allanamientos en Rosario que culminaron con el arresto de parte de los integrantes de la banda y el decomiso de cocaína, dinero en efectivo, armas, proyectiles, teléfonos celulares, balanzas y elementos para la elaboración y corte de sustancias prohibidas.

Pedido de indagatorias

En su presentación, el representante del MPF solicitó la indagatoria de los cuatro sospechosos en orden al delito de tráfico ilícito de sustancias estupefacientes bajo la modalidad de comercio agravado por la concurrencia de tres o más personas y por servirse de menores de edad; habrían operado entre el 12 de febrero y el 15 de mayo de este año.

La fiscalía federal le endilga al imputado alojado en la Unidad Penitenciaria Federal N°7 de Resistencia ser quien  impartía las ordenes al resto de la organización, en función de su supuesto rol como organizador del grupo criminal. Por su parte, una mujer era quien llevaba la contabilidad del negocio ilícito de venta de drogas, y acopiaba, fraccionaba y distribuía el material estupefaciente entre quienes comercializaban al menudeo, mientras que los otros dos imputados comercializaban la droga en distintos puntos de venta fijos, al tiempo que uno de ellos era -a pedido del líder de la organización- el encargado de amedrentar y golpear a los vendedores para “corregir” conductas inadecuadas.

Para el representante del MPF, “los movimientos constatados conducen a afirmar que existía entre todos los investigados una sincronía y coordinación que quedó definitivamente cristalizada en su actuación -con funciones diferenciadas y con disímiles roles- la cual estaba encaminada a la concreción de un único fin: el tráfico de sustancias prohibidas que, en definitiva, se encontraban a disposición de todos ellos en forma conjunta, ya sea directa o alternativamente, recibiendo todos ellos un beneficio por la concreción de la mentada actividad".