06 de febrero de 2023
06 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
En la causa intervino la Fiscalía General ante el TOF de esa provincia
San Juan: condenaron a 20 personas por tráfico de estupefacientes
Fue en el marco de un juicio abreviado. La mayoría de los imputados pertenecía a una misma familia, que lideraba una organización que comercializaba cocaína y marihuana en el departamento de Chimbas.

En el marco de un juicio abreviado, el Tribunal Oral Federal de San Juan condenó a penas de entre tres años y seis años y medio de prisión 20 personas por comercializar marihuana y cocaína en el departamento de Chimbas. En la causa intervino la Fiscalía General ante el TOF de esa provincia, a cargo de Francisco Maldonado.

La causa tuvo su origen en diciembre de 2015 a partir de una denuncia telefónica anónima recibida en la fiscalía, por medio de la cual se dio cuenta de que un hombre de apellido Mamani, proveniente de Mendoza, viajaba continuamente junto a su mujer a la ciudad de San Juan para abastecer de cocaína a los integrantes de una familia apellidada Sosa, conocidos como “Los Pastelitos”, que luego trasladaban la droga al barrio Rivadavia Norte para su comercialización.

La investigación

Luego de la denuncia recibida, una serie de tareas investigativas llevadas a cabo por personal policial de la Regional Federal Cuyo de Policía Federal y la Delegación Local de Policía Federal Argentina permitieron el desbaratamiento de una organización destinada, al menos desde el año 2015, a comercializar estupefacientes en la provincia de San Juan, incluyendo el transporte, almacenamiento y distribución.

La actividad era desplegada, en su mayoría, por miembros de la familia Sosa, apodados “Los Pastelitos”, quienes junto a otros no familiares se vinculaban de manera organizada para la comercialización de estupefacientes, teniendo como centro de distribución un barrio conocido como “La Cueva del Chancho”, en el departamento de Chimbas. Desde ese lugar, sus integrantes compartían proveedores, medios de transporte, lugares de venta y personas a cargo, manteniendo una verdadera estructura funcional.

Luego de identificar a los sospechosos, se realizó una serie de allanamientos en sus viviendas particulares que concluyeron con el decomiso de más de 57 kilos de marihuana y seiscientos gramos de cocaína. Se secuestraron también dinero en efectivo en divisa local y extranjera, teléfonos celulares, balanzas de precisión, armas, municiones y automóviles.

Para el fiscal Maldonado quedó demostrado que todos ellos participaban activamente y de forma organizada en el comercio de estupefacientes, integrando una red de narcotráfico en la que cada uno desempeñaba un rol de cierta importancia dentro de la cadena de mando. Si bien algunos de los imputados manifestaron no conocerse, se constató la vinculación que todos ellos mantenían, teniendo todos como nexo a la familia Sosa.

Las penas

En el marco del juicio abreviado, el Tribunal Oral Federal de San Juan respetó las penas acordadas por las partes y sentenció a Mamani a seis años y seis meses de prisión por considerarlo co-autor penalmente responsable de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, agravado por la cantidad de personas intervinientes, la misma figura por la que fueron imputadas Giselle y Fernanda Sosa y Sara López, con penas de seis y cinco años, respectivamente. Los dieciséis imputados restantes recibieron penas de entre tres y cuatro años y seis meses dependiendo del caso, todos ellos señalados como partícipes necesarios de la maniobra.