15 de octubre de 2019
15 de octubre de 2019 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervención de la Fiscalía Federal N° 2 de esa ciudad
Santa Fe: amplían el procesamiento de un empresario y su socio por tráfico de estupefacientes
Ambos imputados ya estaban procesados en una causa por asociación ilícita dedicada al narcotráfico y lavado de activos. Al día siguiente de su detención, se halló una camioneta cerca del domicilio de uno de ellos con más de 145 kilos de marihuana. Embargos de entre trescientos mil y un millón y medio de pesos.

El Juzgado Federal N° 2 de Santa Fe amplió el procesamiento de un empresario y su socio por el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, luego de que se hallaran más de 145 kilos de marihuana en una camioneta a metros de la casa de uno de ellos, y al día siguiente de la detención de ambos. En la causa interviene Walter Rodríguez, titular de la Fiscalía Federal N° 2 de Santa Fe, que también solicitó la captura internacional de una persona considerada como el proveedor de las drogas desde el Paraguay. 

Los imputados fueron detenidos junto a otras cinco personas durante veinticuatro allanamientos realizados el 10 de diciembre último en Rosario, Santa Fe y Villa Constitución. Como resultado de esos primeros operativos, se secuestraron más de un kilo y medio de cocaína y marihuana, por lo que, ese mismo mes, el Juzgado Federal N° 2 procesó al empresario como organizador de una asociación ilícita que tenía por fin la comercialización de estupefacientes y lavado de activos. La resolución fue apelada por la defensa, pero ratificada por la Cámara Federal de Rosario en junio del corriente año. 

Un día después de los allanamientos en que se produjeron las detenciones, un llamado anónimo alertó a la Policía sobre un utilitario abandonado en el barrio 7 Jefes. En su interior, se hallaron casi dos centenares de envoltorios con una sustancia que dio positivo en el narcotest de marihuana, con un peso total de 146,8 kilos. El vehículo había sido abandonado a metros de la casa de uno de los imputados por lo que, tras peritar celulares incautados y con la declaración de los vecinos de la zona, Rodríguez solicitó la ampliación de la acusación.

Para el juez, ambos procesados “tenían poder de disposición sobre el rodado y el material estupefaciente incautado en su interior; el cual, conforme a las circunstancias de modo, tiempo y lugar del hallazgo, estaba destinado a su comercialización, actividad que los nombrados desplegarían juntos”. La droga habría sido provista por la persona actualmente prófuga, con quien se habrían reunido en una estación de servicios unos días antes, según la investigación. 

A pesar de que ambos imputados afirmaron desconocer la procedencia tanto del vehículo como de la sustancia en su interior, el Juzgado consideró que las declaraciones carecían de respaldo. De esta manera, se dispuso ampliar su procesamiento por el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, agravado por la intervención de tres o más personas en forma organizada. Además, se dictaminó que continúen en prisión preventiva y se establecieron embargos de trescientos mil y un millón y medio de pesos, respectivamente.