01 de abril de 2023
01 de abril de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Requerimiento de la Fiscalía Federal de San Ramón de la Nueva Orán
Solicitaron llevar a juicio a tres acusados por el intento de ingresar al país 56 kilos de cocaína
Los imputados, de nacionalidad boliviana, fueron detenidos el 2 de junio de 2018 durante un control realizado en el Puente Internacional “Aguas Blancas”, de la ciudad salteña de Orán, luego que se les secuestraran 55 paquetes de estupefacientes ocultos en el vehículo en que viajaban con destino a la localidad bonaerense de Morón procedentes de Cochabamba.

El titular de la Fiscalía Federal de Primera Instancia de San Ramón de la Nueva Orán, José Luis Bruno, solicitó que se eleve a juicio oral la investigación seguida a tres ciudadanos bolivianos, en orden al delito de tentativa de contrabando de importación de estupefacientes agravado, luego de que fueran sorprendidos por personal de la Aduana cuando intentaban ingresar 56 kilos de cocaína.

El 2 de junio de 2018, alrededor de las 14.50 horas, personal de la delegación aduanera de Orán que cumplía funciones en el Puente Internacional “Aguas Blancas” efectuó un control sobre una camioneta Toyota Tundra conducida por uno de los imputados -viajaba junto a su tía y un amigo- quien portaba un poder notarial otorgado por el titular del vehículo. El conductor manifestó que se dirigía desde la ciudad boliviana de Cochabamba hasta la localidad bonaerense de Morón.

Personal aduanero y de la Gendarmería Nacional inspeccionó las imágenes del escáner en el ACI Centro de Frontera, donde observaron  cuerpos extraños ubicados en los laterales de la caja de carga. De vuelta en el Puente Internacional, y ante la presencia de testigos, se hallaron 55 paquetes rectangulares envueltos en cinta negra, que tras ser analizados dieron positivo para clorhidrato de cocaína y cocaína base, con un pesaje total de 56,139 kilogramos, en una concentración de entre el 10,41% y el 91.42% de pureza.

En sus indagatorias, los tres imputados sostuvieron que no sabían que estaban transportando droga. La mujer y uno de los hombres señalaron que viajaban a trabajar en una verdulería, mientras que el conductor del vehículo dijo que lo habían contactado telefónicamente y le habían ofrecido U$S 8.000 para trasladar la camioneta, pero que desconocía que la misma tenía un cargamento oculto.

En base a las pruebas colectadas, el fiscal Bruno consideró que los imputados debían ser sometidos a juicio oral y público en orden al delito de tentativa de contrabando de importación de estupefacientes agravado por el número de personas intervinientes. En tal sentido, señaló que “en este caso, lo encartados si bien no impidieron el control, sí lo dificultaron por el hecho del transporte clandestino de sustancias prohibidas, disimuladas, acondicionadas en cincuenta y cinco (55) paquetes que ocultaron y que intentaban ingresar a nuestro país, no obstante no pudieron consumar el delito por circunstancias ajenas a su voluntad”.