03 de agosto de 2020
03 de agosto de 2020 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Denuncia de la UFI PAMI, a cargo del fiscal Javier Arzubi Calvo
Investigan un perjuicio al PAMI de casi 500 mil pesos por tareas de rehabilitación que no eran realizadas
La maniobra se habría llevado a cabo desde 2013. De acuerdo a la pesquisa, se utilizaba facturación simulada para, mediante reintegros, hacerse del dinero provisto por el Instituto.

La Unidad Fiscal de Investigación de delitos cometidos en el ámbito de actuación del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (UFI PAMI), denunció una maniobra mediante la que se le facturó a la Obra Social Nacional prestaciones de rehabilitación de hidroterapia -en pileta- que nunca fueron realizadas, lo que habría provocado un perjuicio a sus arcas de casi 500 mil pesos.

De acuerdo a la investigación de la Unidad Fiscal especializada, que encabeza el fiscal Javier Arzubi Calvo, el beneficiario, por el que se abonaba a un profesional de la kinesiología diariamente, solo concurrió al natatorio unas tres veces en lapso aproximado de cuatro años. La pesquisa se inició por la puesta en conocimiento de la situación por parte de la Unidad de Gestión Local (UGL VII) de La Plata.

Una auditoría de campo en terreno, realizada por profesionales del Instituto enviados al efecto, comprobó que la prestación por la que en todo el transcurso de tiempo la Obra Social Nacional abonó aproximadamente 490 mil pesos no fue efectivamente prestada al beneficiario. De hecho, al momento de concurrir al natatorio donde debía de estar llevándose adelante la práctica, el beneficiario no se encontraba en el lugar. Por otra parte, sí estaba el profesional kinesiólogo denunciado, pero realizando tareas con otra persona.

La UFI PAMI estima que el ardid habría sido llevado adelante en connivencia de familiares del beneficiario con el profesional de la kinesiología que supuestamente realizaba la rehabilitación, utilizando facturación simulada para hacerse del dinero provisto por el Instituto mediante reintegro. Asimismo, no se descarta la participación de algún médico, debido a que por el estado de salud del beneficiario, no hubiera sido recomendable la práctica de hidroterapia. La tarea llevada adelante por la UFI-PAMI corroboró que la maniobra se realizaba desde 2013.

La denuncia quedó radicada ante la Fiscalía Federal N° 2 de Lomas de Zamora, a cargo de Cecilia Patricia Incardona.