28 de mayo de 2024
28 de mayo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Depende de la Unidad Fiscal Especializada en Investigación Criminal Compleja
¿Cómo funciona la Base de datos sobre personas fallecidas sin identificar y aquellas con paradero desconocido?
La Secretaría Identificación y Búsqueda de Personas Extraviadas gestiona el registro a través de la aplicación “NombrAr”, desarrollada por el área de Software de la Dirección General de Investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal.

En el ámbito de los fueros nacional y federal existen gran cantidad de casos referidos a la desaparición de una persona que no deja rastros y otras fallecidas en circunstancias en las que resulta imposible identificarla. Ello implica que familiares y amistades no sepan qué ocurrió con sus seres queridos o puedan reclamar sus restos, ya que no existe -a nivel país- un registro integral ni base de datos unificada.

En los casos de muerte, las y los jueces inhuman el cuerpo por vía administrativa y se registra a la persona como “N.N” y, muchas veces, la investigación queda reservada o es archivada en el juzgado o fiscalía que investigaba las circunstancias del deceso.

Puede ocurrir también que familiares y allegados denuncien la desaparición de la persona, por lo que se disponga la búsqueda de su paradero.

En la cotidianeidad, suele ocurrir que estos dos escenarios no se crucen entre sí, por lo que resultó necesario crear una dependencia que sirva de nexo y permita identificar a las personas fallecidas o dar luz sobre lo ocurrido con aquellas cuyo paradero se busca.

¿Qué es y que hace la SIBu?

En 2001, a través de la Resolución PGN N°30/2001, se creó la Dirección General de Investigaciones con Autor Desconocido (DGIAD), la cual se abocaría a la investigación de hechos cuyos autores no podían ser individualizados. Posteriormente, las responsabilidades asignadas a este área se incrementaron, por lo que se dispuso -por Resolución PGN N°40/2012- la creación de la Unidad Fiscal de Investigaciones de Delitos con Autor Desconocido (UFIDAD), que absorbió la dirección existente y se ocupó del procesamiento de los datos surgidos del sistema informático N2, la coordinación con las fiscalías en investigaciones que tuvieran patrones comunes y la elaboración de un mapa del delito.

Finalmente, en 2018 se reconvirtió la UFIDAD en la Unidad Fiscal Especializada en Investigación Criminal Compleja (UFECRI) -mediante Resolución PGN N°32/2018-, para actuar en el ámbito de la Justicia Nacional en lo Criminal y Correccional de la Ciudad de Buenos Aires. Entre sus responsabilidades, la Unidad se encarga de recopilar, procesar, entrecruzar y analizar los datos que surjan del estudio de las causas con autor desconocido para lograr la identificación de sus responsables, su eventual vinculación con otros casos y, en consecuencia, el avance de los procesos.

Continuó también con el trabajo de carga en el sistema informático de los datos de las investigaciones fiscales con autor ignorado, al tiempo que comenzó a registrar, aquellos casos de muertes por causas dudosas, ocurridas entre 2001 y 2020, en los que no se habían consignado las circunstancias del deceso.

La recopilación y análisis de esta información motivó la necesidad de contar con un registro formal, para regularizar y completar los datos faltantes. A fin de subsanar esta falencia, el 27 de diciembre de 2021 el procurador general de la Nación interino, Eduardo Casal, dispuso mediante la Resolución PGN N°106/2021 la creación de la “Base de datos unificada para el registro y procesamiento de datos de personas fallecidas sin identificar y de personas con paradero desconocido”.

La SIBu cuenta con un cuerpo de investigadores que coadyuva en las búsquedas de personas extraviadas y un Área de Registro encargada de asentar, analizar, entrecruzar y efectuar el seguimiento de los datos ingresados en el sistema NombAR.

El registro, propuesto por Romina Del Buono -responsable de la Dirección General de Investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal (DATIP) y directora general de la Unidad Fiscal Especializada en Investigación Criminal Compleja (UFECRI), que encabeza José María Campagnoli- tiene como objeto instrumentar una herramienta que permita identificar a las personas fallecidas y, en ciertos casos, brindarle una respuesta a las y los allegados de personas desaparecidas que continúan con su búsqueda.

Gracias a que el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) facilitó la estructura del sistema de datos con el que maneja su base informática, los especialistas del área de Software de la DATIP desarrollaron el programa informático “NombrAR”.

De este modo, la DATIP pudo implementar la base de datos propia, para lo cual adecuó la estructura provista por el EAAF a la diversa información que surge de un expediente judicial. Así, se incorporaron el manejo de usuarios y permisos y la posibilidad de agregar filtros para mejorar las búsquedas. También se incorporó la posibilidad de cargar la causa judicial y los archivos de interés del caso, de modo que se pudiera tener rápido acceso a los datos y su consulta. Actualmente, los integrantes del área de Software de la DATIP trabajan en la automatización del buscador para que remita alertas cuando detecte coincidencias entre una persona no identificada y aquella cuyo paradero se requiere.

Ya con el programa informático en funcionamiento, personal de la UFECRI comenzó a asentar la información de los expedientes archivados en esa dependencia desde 2001. Posteriormente, se enriqueció la aplicación con la información de los legajos de la Justicia de la Provincia de Buenos Aires -al que tiene acceso el Departamento de Policía Judicial de la Procuración General Bonaerense- y del Registro Nacional de las Personas (ReNaPer).

En esta línea, y para ampliar las variables de búsqueda, en julio de 2022 el procurador Casal también recomendó -a través de la Resolución PGN 48/2022- a las y los fiscales nacionales y federales que comunicaran a la DATIP todas aquellas causas en las que hubiera casos de personas fallecidas sin identificar o buscadas con paradero desconocido y procuraran la obtención de muestras de ADN para la producción del perfil genético, con el objeto de enriquecer la base de datos y facilitar el cruce de información y la rápida comparación en caso de hallarse alguna coincidencia.

En tanto, para un mejor aprovechamiento de los recursos humanos del Ministerio Público Fiscal y la gestión de la base de datos “NombrAR”, por resolución Resolución PGN N°51/2023 se estableció -dentro de la UFECRI- la Secretaría de Identificación y Búsqueda de Personas Extraviadas (SIBu), para entrecruzar patrones relevantes y hallar coincidencias que permitan la identificación de personas fallecidas sin identificar y con paradero desconocido.

La SIBu recibe solicitudes y está a disposición de las diversas fiscalías de las distintas instancias e incluso de juzgados y tribunales orales con conocimiento de aquellas.

La SIBu -que actualmente está a cargo de Ezequiel Rodríguez Danussi- cuenta con un cuerpo de investigadores que coadyuva en las búsquedas de personas extraviadas sugiriendo, analizando, valorando y/o produciendo -en los casos que corresponda- medidas tendientes a dar con aquellas personas. También tiene un Área de Registro encargada de asentar, analizar, entrecruzar y efectuar el seguimiento de los datos ingresados en el sistema NombAR.

Ante un caso, la Secretaría de Identificación y Búsqueda de Personas Extraviadas coteja las fichas dactiloscópicas obtenidas del cuerpo con aquellas obrantes en el Sistema Automatizado de Identificación Dactilar (AFIS), de las Divisiones Índice General, Dactiloscopía, del ReNaPer y de la Oficina Técnica de Identificación de Personas (OTIP) de la provincia de Buenos Aires. Además, cuenta con la colaboración del personal del EAAF.

Cuando se logra identificar al cuerpo o a la persona, la SIBU se comunica con la fiscalía o el juzgado a cargo de la investigación y le sugiere medidas, entre las que incluyen la comunicación a los distintos registros para que se proceda a la rectificación del certificado de defunción o con el o la juez/a que libró la orden de paradero. Además, se recomienda que se comuniquen con familiares y allegados de la persona buscada o fallecida, para ponerlos en conocimiento de lo acaecido. Esta labor también la puede realizar el personal de la SIBu, ya que está capacitado para brindar contención ante este tipo de noticias.

La SIBu recibe solicitudes y está a disposición de las diversas fiscalías de las distintas instancias e incluso de juzgados y tribunales orales con conocimiento de aquellas, para coadyuvar en la identificación y/o hallazgo en el que se precise colaboración. Las y los representantes del MPF o del Poder Judicial pueden contactarse con la SIBu telefónicamente al (+54 11) 7092-6471 / 6473, o por correo electrónico a ufecri@mpf.gov.ar.

Cifras

Desde su entrada en vigencia, en julio de 2023, se asentaron en el sistema NombrAR 353 procesos de personas fallecidas registradas como “N.N.”, de las cuales se logró identificar a 46. La mayor parte eran oriundas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y de la provincia de Buenos Aires, pero también se registraron casos de personas provenientes de distintas provincias y de países limítrofes, como Brasil, Uruguay y Paraguay, y Perú.

Desde entonces, se recibieron también 12 pedidos para que la SIBu colabore con fiscalías, juzgados o tribunales en la identificación de fallecidos NN, como en la búsqueda de personas con pedido de paradero.

Actualmente, aún están en proceso 249 legajos de búsqueda y de colaboración.

En la actualidad, la SIBu busca seguir incorporando expedientes a su sistema, tanto de personas no identificadas como casos de averiguaciones de paradero, con el fin de entrecruzar ambos universos y lograr su correcta identificación.