24 de septiembre de 2021
24 de septiembre de 2021 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Las designaciones contaron con el acuerdo del Senado nacional
La procuradora general tomó juramento a seis nuevos fiscales
Alejandra Gils Carbó puso en funciones a los representantes del Ministerio Público de distintas fiscalías del país que se encontraban vacantes. Junto al acto del lunes pasado, ya se encuentran en sus cargos 17 nuevos fiscales.

Esta mañana, la procuradora general de la Nación tomó juramento a seis de los nuevos fiscales que conformaron las ternas elevadas al Poder Ejecutivo de la Nación y que contaron con el acuerdo del Senado, luego de haber participado de los respectivos concursos de oposición y antecedentes. Otros once ya habían jurado el lunes pasado. De esta manera, Gils Carbó puso en funciones a los representantes del Ministerio Público Fiscal en las dependencias que se encontraban vacantes.

Carlos Eduardo Gamallo será el nuevo titular de la Fiscalía General ante los Tribunales Orales en lo Criminal de la Capital Federal, (Fiscalía nº 20). A la vez, Santiago Marquevich estará a cargo de la Fiscalía Federal N° 1 de Primera instancia de Rosario; Fernando Gabriel Alcaraz en la Fiscalía Federal de Primera Instancia de San Juan; María Virginia Miguel Carmona estará al frente de la Fiscalía Federal de Primera Instancia de Esquel, Chubut; mientras que Ignacio Mahiques se ocupará de la Fiscalía Federal de Primera instancia de Victoria, Entre Ríos. Finalmente, Julio Gonzalo Miranda será el Fiscal General ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Santa Cruz.

Durante la gestión de la procuradora general de la Nación, se incorporaron 76 fiscales y se convocaron 17 concursos para proveer 65 vacantes, al tiempo que se concluyeron y aprobaron los trámites de 23 concursos para proveer 72 vacantes, cuyas ternas fueron elevadas al Poder Ejecutivo Nacional. Luego de la jura de estos 6 fiscales, en las próximas semanas se tomará juramento a otros 12 cuyos pliegos fueron aprobados por el Senado de la Nación recientemente.

En mayo de 2013, la titular del MPF dispuso un nuevo reglamento con el objetivo de adecuar el procedimiento de concursos públicos de oposición y antecedentes a la “búsqueda de un nuevo perfil de fiscal, más ágil, menos burocratizado, más creativo y eficiente; apto para intervenir en procesos cada vez más orales, pero también más complejos jurídica y técnicamente”. Otro de los objetivos fue justamente imprimirle mayor celeridad al procedimiento, que con el régimen anterior demoraban un promedio de dos años. De esta manera, los procesos de selección de fiscales impulsados y concluidos por la gestión de Gils Carbó se concretaron en menos de un año desde el cierre de la inscripción, logrando un sistema más eficaz, rápido y transparente.