29 de enero de 2023
29 de enero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Selección de Magistrados en el Ministerio Público
Revocaron la cautelar que frenaba la designación de Víctor Abramovich Cosarin como procurador fiscal ante la Corte Suprema
Así lo dispuso la Sala I de la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal, al dejar sin efecto la medida cautelar concedida a otro aspirante, tendiente a dejar sin efecto la terna elevada por la procuradora general.

La Sala I de la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal dejó sin efecto la medida cautelar concedida a Alfredo Gusman contra la resolución PGN N°2286/2014 de la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, que había aprobado los resultados el Concurso N°99, y elevó la terna de candidatos para cubrir una vacante de procurador fiscal ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

En su presentación, Gusman había solicitado frenar el trámite con el argumento de que el concurso había sido convocado para cubrir la vacante en el área no penal y que luego el Tribunal Examinador cambió el criterio de evaluación, cuestión que lo habría perjudicado pues obtuvo calificaciones inferiores al no considerársele ciertos antecedentes.

El 30 de enero pasado, el juez Esteban Furnari había hecho lugar a la petición y ordenado al Senado de la Nación “abstenerse de considerar el acuerdo peticionado por el Poder Ejecutivo Nacional para posibilitar la designación de un cargo de Procurador Fiscal ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación”, el cual había sido concursado y en el que resultó primero en la terna el abogado Víctor Ernesto Abramovich Cosarini, junto a Irma Adriana García Netto y Alejandra Cordone Roselló.

En junio pasado, argumentando que “no conceder la prórroga solicitada implicaría interferir en la resolución a dictar por la Cámara”, la jueza Cecilia de Negre dispuso extender los efectos de la medida por el plazo de tres meses.

Sin embargo, los jueces Clara Do Pico y Carlos Grecco, pues Rodolfo Facio se expresó en disidencia, consideraron que debía dejarse sin efecto la cautelar oportunamente concedida, ya que en su pretensión de Gusman sólo se limitó a cuestionar los puntajes obtenidos por las otras integrantes de la terna, sin cuestionar los antecedentes y pruebas rendidos por Abramovich, quien resultó ser el candidato propuesto para el cargo por la presidenta de la Nación.

El tribunal de alzada consideró además que el derecho de Gusman se desdibujaba, ya que su pretensión de suspender la resolución de la procuradora y desplazar de la terna a las otras concursantes, se extendía más allá de ello y proyectaba efectos sobre la decisión presidencial que solicitaba al Senado de la Nación el acuerdo para la designación de Abramovich como procurador fiscal ante el máximo tribunal.

En tal sentido, los jueces sostuvieron que en el caso “no se ha logrado demostrar acabadamente que el Tribunal Evaluador, en el ejercicio de facultades y atribuciones que le son propias, haya actuado en forma ilegítima o con arbitrariedad manifiesta” y agregaron que “el Poder Judicial carece de atribuciones para juzgar el mérito, el acierto o el error de lo decidido en el ámbito de los concursos para la designación de fiscales, y todo proceso de selección de este tipo implica escoger entre candidatos (…) con un cierto margen de discrecionalidad, que por principio el juez no debe invadir".