02 de marzo de 2024
02 de marzo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Explotación sexual
Realizan allanamientos en La Rioja por el caso "Marita" Verón
En el operativo trabajó el titular de la Procuraduría para el Combate de la Trata y Explotación de Personas, Marcelo Colombo, Gendarmería y el INTI. Se allanaron seis domicilios de la ciudad a partir de la declaración de una víctima de trata que dijo haber estado en prostíbulos de La Rioja con la joven desaparecida.

Esta semana, se llevaron a cabo seis allanamientos en la ciudad de La Rioja en el marco de la causa por la desaparición de Marita verón, la joven secuestrada en 2002 por una red de trata con fines de explotación sexual.

La Procuraduría para el Combate de la Trata y Explotación de Personas, a cargo del fiscal Marcelo Colombo, participó de los procedimientos que se llevaron a cabo en cuatro prostíbulos y en dos domicilios particulares. En diálogo con Fiscales brindó detalles del operativo.

-¿Dónde se realizaron los procedimientos?

-Se realizaron un total seis allanamientos en distintos domicilios de la ciudad de La Rioja: tres prostíbulos en los que se sospecha que estuvo secuestrada Marita Verón denominados “Candilejas”, “Candy” y “El Desafío”.

Otros dos se llevaron a cabo en la casa de Liliana Medina, quien falleció en diciembre pasado, y en una construcción sin terminar que estaba en las inmediaciones. La mujer era dueña de varios de estos prostíbulos y fue imputada en su momento por la desaparición de Marita.

Finalmente, en el curso de los allanamientos surgieron elementos de sospecha acerca de otro prostíbulo ubicado a pocos metros de “El Desafío” y que se encuentra relacionado con sus dueños. Había sido construido durante el año 2003 y resultaba acorde a las versiones recibidas en la nueva denuncia.

-¿Qué fue lo que los originó?

-Estos procedimientos se originaron a través de un testimonio de una víctima de trata en un proceso penal en curso, ante la justicia federal de Mendoza. Según la investigación, la mujer permaneció explotada por la red de prostitución que lideraba Liliana Medina desde el año 2003 hasta el 2006.

La joven dijo haber estado junto con Marita Verón en los prostíbulos donde se realizaron los procedimientos. Además, dijo haber escuchado una conversación entre dos de sus explotadores en la que hacían alusión al homicidio de una mujer en su misma situación, a quien su madre estaba buscando por todos lados, en clara referencia a Susana Trimarco. En esa ocasión, escuchó también que la persona que la habría matado había escondido su cuerpo en un boliche en donde había columnas y que había puesto cemento para que el cuerpo no emanara olores.

A partir de esta información, que no había sido producida anteriormente en ningún expediente judicial, se inició una investigación preliminar en el marco de esta Procuraduría y se requirió al juez federal de La Rioja que ordenara el allanamiento de estos domicilios.

-¿Qué resultados arrojaron dichos allanamientos?

-Como la hipótesis de la denuncia era que el cuerpo de María de Los Ángeles Verón estaba dentro de una columna en la construcción de un “boliche” que funcionaba como prostíbulo se requería la intervención de personal técnico que auxiliara en la realización de los operativos y de la tecnología necesaria para verificar dicha sospecha.

Para ello, la Procuración General de la Nación emitió una partida especial para solventar el costo de la participación del equipo de la Unidad Tecnológica en Hormigón del Instituto Nacional de Tecnología Industrial y de los profesionales del Equipo Argentino de Antropología Forense que viajaron desde la Ciudad de Buenos Aires para estos allanamientos.

Desde el INTI realizaron una invaluable labor a la hora de identificar los sectores de estas construcciones que podría tener alteraciones compatibles con la hipótesis de investigación. Contaron con la tecnología de un equipo de ultrasonido a tales fines. Por otra parte, el Comandante Principal Carrizo de Gendamería Nacional Argentina dirigió la actuación de esta fuerza de seguridad que concurrió con la tecnología de un Georadar para asistir en la ubicación de los restos óseos. Finalmente, parte del Equipo Argentino de Antropología Forense confirmó que los restos óseos encontrados durante las primeras dos jornadas no eran humanos.

La actuación coordinada e interdisciplinaria de todos los organismos mencionados ha dado como resultado una tarea ordenada y eficiente en los procedimientos realizados en estos domicilios que han sido dirigidos por el Fiscal Marcelo Colombo y contaron con la autorización y órden del Juez Federal de La Rioja Dr. Daniel Piedrabuena.

-¿Hay más pistas de este caso?

-Todavía no puede descartarse la hipótesis de la testigo de identidad reservada mencionada, los procedimientos siguen en curso y, además, restan los informes de cada uno de los organismos especializados intervinientes.

-¿Cómo influyen estos allanamientos en un caso como este, donde los acusados ya fueron juzgados y sobreseídos?

-El Estado tiene la obligación de buscar a sus ciudadanos desaparecidos, nunca puede renunciar a eso. Esta búsqueda se motivó por el testimonio de otra víctima de la red prostibularia que comandó en La Rioja Liliana medina. Este testimonio es distinto y se suma a los anteriormente escuchados en el juicio de Marita Verón. Sus dichos dan cuenta de la presencia de la joven tucumana en los prostíbulos “Candy” “Candilejas” y “El Desafío” y de su posible ocultamiento en la estructura edilicia de esos prostíbulos.

Además, el propio tribunal que absolvió a los acusados por la desaparición de Marita tuvo probado que estas personas integraban una banda que se dedicaba a traficar chicas y requirió la extracción de testimonios para investigar estos hechos.

Por otra parte, no hay causa juzgada cuando hay recursos pendientes de resolución ante el Superior Tribunal de Justicia provincial. Vamos a mantener siempre abierta la búsqueda de Marita, así como el de otras chicas que se presumen que fueron desaparecidas en redes prostibularias. Y si aparecen nuevas pistas para ir a buscarlas no vamos a dudar un minuto en ir a cualquier provincia, retornar a la Rioja e incluso al emporio ilegal prostibulario que administró durante una década la familia Medina. La búsqueda de los desaparecidos es un deber que tenemos como estado, porque en definitiva, nada permite afirmar que el delito no se encuentre en curso en la actualidad.

Los casos de Tucumán

A casi un año de la absolución de todos los imputados en el juicio por el caso de Marita Verón y tras los procedimientos realizados en la provincia de La Rioja en los prostíbulos a los que habría sido trasladada Verón desde Tucumán, la situación de las causas judiciales de trata de personas en esa provincia, con posterioridad a la sanción de la ley 26.364, sigue siendo alarmante. 

Desde la sanción de la ley de trata de personas se han dictado sólo 4 procesamientos por el delito de trata de personas con finalidad de explotación sexual, y ninguno por trata con finalidad de explotación laboral. Dos de estos casos se encuentran en la etapa oral y se prevé la realización de las audiencias de debate para los primeros meses del año próximo. Los dos casos restantes aun se encuentran en etapa de instrucción.

Uno de ellos se refiere al caso en el que se dictó procesamiento la semana pasada con colaboración de la Procuraduría de trata, y el otro, es una causa que se inició por la denuncia de la Fundación María de Los Ángeles contra un prostíbulo regenteado por Luis Gamabande y Melani Borgo, ambos actualmente procesados, ya que a raíz de varios allanamientos, se pudo secuestrar dinero, dos lanchas, automóviles y otros bienes producto de la actividad delictiva. Asimismo durante los operativos se pudo identificar y rescatar víctimas. Además hubo escuchas telefónicas que daban cuenta del funcionamiento y organización de esta banda dedicada a la explotación sexual de mujeres y niñas en plena capital de la provincia de Tucumán

El caso tramita ante el Juzgado Federal nº 2, y en estos momentos se encuentra en la Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán, por un recurso de la defensa en contra del procesamiento de los dos imputados.

En este contexto existe una clara necesidad de que los casos por esta clase de delitos avancen a instancias de juicio, más aún cuando presentan investigaciones profundas, que atacan el núcleo patrimonial del delito, y resultan ser el insumo necesario para producir avances y generar cambios en la persecución del delito de trata de personas.