30 de enero de 2023
30 de enero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El recurso fue presentado por el fiscal Walter Rodríguez junto a Protex
Apelaron la falta de mérito de la directora de un hogar de contención de jóvenes acusada de trata de personas
Los fiscales hicieron la presentación luego de que el Juzgado Federal N°1 de Santa Fe dispusiera la falta de mérito el 26 de mayo. Se trata de un hombre y una mujer que habrían participado en la captación y explotación sexual de al menos cuatro jóvenes menores de edad en situación de vulnerabilidad.

El titular de la Fiscalía Federal N°1 de Santa Fe, Walter Rodríguez, y el titular de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), Marcelo Colombo, apelaron la falta de mérito contra un hombre y una mujer acusados de haber participado en la captación de al menos cuatro mujeres menores de edad y en situación de vulnerabilidad y presuntamente explotarlas sexualmente entre mayo y junio de 2014. La mujer habría sido la directora de un refugio denominado “Casa de la Joven”, que funcionaba como centro de contención para jóvenes sin hogar en la ciudad de Santa Fe y el hombre habría estado a cargo de la administración del lugar. Ambos deberán responder por haber amenazado, drogado y alcoholizado a las menores de edad para amedrentarlas. Las víctimas realizarían un promedio de 16 “pases” por noche en un motel ubicado en las cercanías de las “paradas” donde eran prostituidas

El recurso fue presentado ante el Juzgado Federal N°1 de Santa Fe que el 26 de mayo había dictado la falta de mérito contra los dos imputados.

Entre los argumentos que presentaron los representantes del Ministerio Público Fiscal, se encuentran el de haber “ignorado” la voz de los especialistas, la parcialización en el análisis de los testimonios elegidos y que en los lugares indicados por las presuntas víctimas donde serían trasladadas diariamente para ejercer la prostitución se verificó la presencia de menores de edad en situación de prostitución callejera.

En esa línea, los fiscales advirtieron que el juez “omitió” considerar la declaración de una de las presuntas víctimas que detalló que en una oportunidad se sintió acosada por la imputada, ya que mientras la miraba hacía movimientos con su lengua, pasándosela alrededor de su boca, insinuándole intenciones de carácter sexual.

De igual manera, otros dos testimonios de presuntas víctimas menores de edad tampoco fueron valorados por el juez. Se trata jóvenes que indicaron que, luego del allanamiento, otras compañeras les pidieron que no expresaran opiniones negativas sobre el imputado. Una de ellas declaró en cámara gessel: “Dicen que es violador, qué se yo, porque no querían que se lo lleven viste…porque dicen que es violador qué se yo, porque no querían que se lo lleven viste…yo ahí les dije:’ ustedes no saben lo que me pasa…dicen vos sos una mentirosa, qué se yo, por qué no te vas de acá….se enojaron porque yo conté la verdad, y bue…yo no podía seguir quedándome callada (…) Yo sabía que había otras chicas de antes que le pasaba lo mismo a mí”. Asimismo, los fiscales hicieron hincapié en que “la resolución impugnada no dedicó ni un solo renglón valorativo” a lo dicho por esa presunta víctima respecto a que la imputada “le habría ofrecido dinero a cambio de ejercer la prostitución”.  Además, la joven afirmó que la imputada le había pedido que estuviera con  hombres a cambio de dinero y que no dijera nada.

Por su parte, otra de las presuntas víctimas declaró que recibía maltratos por parte de los dos imputados y que el acusado mantenía relaciones sexuales con otra de sus compañeras del hogar.

Origen del caso

La investigación se inició luego de una denuncia recibida en la Fundación María de los Ángeles, en agosto de 2014, que dio curso a una investigación preliminar por parte de Protex.

En aquella oportunidad, una de ellas relató que había ingresado al hogar “Casa de la Joven” a mediados de mayo de ese mismo año como medida de protección excepcional, dictada por el Equipo de Noroeste de la Dirección de Niñez del Gobierno de esa provincia, para apartarla de sus padres. Agregó que durante la estadía en ese centro de contención, tanto ella como otras compañeras, habían sido prostituídas por la directora y un operador.

Los acusados las habrían trasladado de lunes a viernes entre las 19:00 y las 5:00 hacia distintos puntos del centro de la ciudad. En tanto que durante los fines de semana, los hechos se habrían cometido en el lugar donde estaban en custodia.

Asimismo, la adolescente indicó que estaba obligada a pagarle a la directora entre $1200 y $1500 por noche y que en su misma situación estaban otras tres chicas de entre 14 y 17 años que habrían escapado del hogar una semana antes que ella. A través de la investigación preliminar, se tomó conocimiento sobre otras chicas que podrían haber sido víctimas en el lugar y el 13 de mayo se llevó a cabo un allanamiento en el lugar.