03 de octubre de 2022
03 de octubre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
La joven fue vista por última vez el 28 de mayo de 2009
Comunicado de la Fiscalía Federal N°2 de Santa Fe por la desaparición de Natalia Acosta

Ante el interés demostrado por distintos medios de comunicación y la necesidad de evitar distorsiones en torno a la labor investigativa desarrollada en el marco de la causa que tiene como víctima a Natalia Acosta, la Fiscalía Federal N° 2 de Santa Fe emite el siguiente comunicado a los efectos de informar que:

1.- El pasado 6 de noviembre del corriente se requirió el llamado de Osvaldo Gabriel Cerri a fin de prestar declaración indagatoria en orden al delito de trata de personas, a cuyo efecto el Juez interviniente ordenó su detención, acto celebrado el día 15 de diciembre en la Sala Penitenciaria del Hospital José María Cullen.

2.- Además, se peticionó el resguardo del inmueble oportunamente allanado con el objeto de efectuar trabajos de rastrillaje y eventuales excavaciones con el propósito de despejar la existencia de restos humanos. Esto último no implica sostener necesariamente la muerte de la víctima tal como se afirmó en medios periodísticos, ni avalar especulaciones en orden a supuestos vínculos o “contactos políticos” del causante, todo lo cual se observa con profunda preocupación con motivo del impacto que tales afirmaciones -por ahora no acreditadas en la causa- pueden provocar en el seno familiar de la víctima, además de la confusión generada en el público en general.

3.- Se encuentra transcurriendo el plazo legal para que el juzgado resuelva la situación procesal del imputado a partir de su indagatoria, oportunamente demorada en razón del cumplimiento de prescripciones médicas.

4.- Finalmente, con el propósito de neutralizar los efectos negativos de una divulgación no autorizada, se informa que dos canes afectados a las tareas de búsqueda descriptas en el punto 2.-, tuvieron comportamientos indicadores -no determinantes ni concluyentes-, compatibles con la presencia de restos o rastros humanos, sin que exista dato oficial alguno que permita afirmar ni descartar su pertenencia o relación con la víctima de la causa.