17 de julio de 2024
17 de julio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene el fiscal Fabián Celiz con la colaboración de la Protex
Incendio en el taller clandestino de Caballito: el fiscal solicitó que se amplíe la acusación por reducción a la servidumbre
El planteo fue realizado esta mañana, en el marco de la segunda audiencia del juicio contra Juan Manuel Correa y Luis Sillerico Condori, quienes están acusados de administrar el lugar que se incendió el 30 de marzo de 2006, y que ocasionó la muerte de seis personas.  En el edificio, vivían más de 60 familias en situación de hacinamiento.

Esta mañana, en el marco de la segunda audiencia del juicio contra dos hombres acusados de administrar un taller textil clandestino ubicado en el barrio porteño de Caballito en el que murieron seis personas, cinco de ellas menores de edad y una mujer embarazada el 30 de marzo de 2006, el fiscal Fabián Celiz le solicitó a los jueces del Tribunal Oral Criminal N°5 que se amplíe la acusación y que se tome como agravante el delito de reducción a la servidumbre.

El juicio comenzó ayer y antes de efectuar el pedido, Celiz mencionó que se designó como fiscales ad hoc a Luz Castany, secretaria  de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), y a Roberto Balanza, secretario de la fiscalía N°23.

El fiscal argumentó su solicitud, entre otras cosas, tomando en cuenta los testimonios de dos de los tres testigos que declararon ayer y en base a la hipótesis de que el incendio -y las muertes que ocasionó- no ocurrió de manera aislada e inconexa, sino que por el contrario fue consecuencia directa de una situación de hacinamiento sin control facilitada por parte de los encargados del lugar. “Si bien esto está intrínsicamente en nuestro discurso, deberíamos hacerlo formalmente”, puntualizó el representante del MPF.

En la audiencia de hoy estuvieron presentes el presidente de la Cámara de Senadores de Bolivia, José Alberto González y el embajador de ese país, Liborio Flores.

Ambos imputados, Juan Manuel Correa y Luis Sillerico Condori, llegaron a esta instancia en libertad. Según la investigación, en el lugar trabajaban y vivían en condiciones de hacinamiento más de 60 personas con sus respectivas familias, y realizaban jornadas que iban desde las 7:00 hasta la madrugada. El expediente afirma que las víctimas contaban con un solo baño y con una sola ducha sin agua caliente, que las habitaciones estaban separadas por cartón prensado o maderas y que las puertas estaban hechas con cortinas de tela. Además, no tenían heladera, las conexiones eléctricas eran muy precarias y convivían con material inflamable.

El juicio se reanudará el próximo jueves al mediodía.