08 de febrero de 2023
08 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El Tribunal de alzada hizo lugar a la apelación presentada por los representantes del MPF
La Cámara Federal de Salta ratificó la competencia de la justicia federal en un caso de explotación laboral
El juzgado de primera instancia se había declarado incompetente y había instado a que se investigue por "trabajo infantil". La Protex y el fiscal Villalva apelaron la decisión y el tribunal de alzada hizo lugar al pedido.

La Cámara Federal de Salta hizo lugar al recurso de apelación que había sido presentado en abril por la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), a cargo de Marcelo Colombo, y el fiscal Sebastián Jure y que en diciembre sostuvo el fiscal federal Eduardo Villalba ante el tribunal de alzada en un caso de explotación laboral de niños y adolescentes en un predio ubicado en la provincia de Jujuy. En los considerandos, los jueces consideraron que por el estado embrionario de la investigación, en la que aún quedan pendientes la realización de medidas tendientes a esclarecer los términos de la denuncia y la hipótesis planteada por la fiscalía y la querella, "corresponde hacer lugar al recurso que se interpuso contra la declinatoria de competencia pro resultar prematura para así proceder".

El 6 de febrero, la AFIP había realizado una inspección en el establecimiento agropecuario “Los Ávalos”, propiedad de Gustavo Carlos De Tezanos, ubicada en la localidad de El Carmen, provincia de Jujuy. El operativo buscaba comprobar el cumplimiento a la normativa laboral, previsional y de higiene y seguridad.

En esa oportunidad, se constató la presencia de por lo menos ocho niños de entre 9 y 15 años que no percibían pago por las tareas de encañado de tabaco que realizaban en condiciones de profunda precariedad. Algunos de los menores de edad manifestaron “colaborar con sus madres, pasándoles hojas de tabaco para que ellas encañen”. Sin embargo, se los observó trabajar sin la compañía de ningún adulto.

Durante el procedimiento, los inspectores dejaron constancia de que “la actividad llevada a cabo por los trabajadores era el encañado de tabaco, que no contaban con elementos de trabajo suficientes para la realización de las tareas, tampoco de la ropa adecuada, realizando tareas en ropa doméstica, sin elementos de primeros auxilios, ningún cartel de riesgo de trabajo y existencia de elementos de seguridad laboral y que en el predio rural, residirían familias de los trabajadores con sus hijos los que poseen energía eléctrica”. Además, encontraron “condiciones infrahumanas de convivencia, sin los requisitos mínimos de higiene y seguridad”.