01 de febrero de 2023
01 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
La víctima fue rescatada mientras era trasladada hacia Santa Cruz
Primer juicio oral por un caso de trata de personas en Tucumán
Las imputadas son Verónica del Jesús Olivera, acusada de engañar a su prima menor de edad, a través de una falsa oferta laboral, y Ana Alicia Taviansky, dueña de varios prostíbulos. Colaboran la Protex y la DOVIC.

Hoy por la mañana, comenzó el primer juicio oral realizado en Tucumám por un caso de trata de personas con fines de explotación sexual. El debate se realiza desde las 9:30 ante el Tribunal Oral en lo Criminal  Federal de la provincia. En el banquillo, están sentadas dos mujeres: Verónica del Jesús Olivera y Ana Alicia Taviansky. Ambas están acusadas de haber participado del engaño y traslado de una joven menor de edad para prostituirla en locales nocturnos ubicados en la provincia de Santa Cruz. Como representante del Ministerio Público, interviene el fiscal Federal subrogante, Leopoldo Peralta Palma y están presentes la secretaria de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), Alejandra Mangano, y la coordinadora del Programa de Trata de la nueva Dirección de Orientación, Acompañamiento y Protección a Víctimas (DOVIC) del MPF, Malena Nisman.

El 22 de mayo de 2008, María Hortensia Cortez denunció ante la División Trata de Personas de la Policía de Tucumán la desaparición de su hija, quien en ese momento tenía de 17 años. La mujer relató que la joven había salido rumbo a la estación de ómnibus con su prima Verónica del Jesús Olivera, quien trabaja como prostituta en Tucumán y otras provincias, y no habían regresado. Además, la madre de la víctima se percató de que su hija había salido con su DNI y con el de su hermana, en ese entonces de 21 años, con quien comparte un parecido físico.

Según la declaración testimonial de la víctima, su prima Verónica había aprovechado una fuerte discusión con los padres de la adolescente para invitarla a viajar hacia Puerto San Julián, Santa Cruz. Le ofrecía un trabajo como profesora de danzas folklóricas y alquilarle un salón para dar clases. Sin embargo, no estaba muy segura de aceptar la oferta, pero la imputada le insistió con que podría ganar mucho dinero. La joven declaró que una vez que subieron al micro, se quedó profundamente dormida, lo que la hizo sospechar de que podría haber sido drogada por su prima.

Cuando despertó, una hora antes de llegar a Córdoba donde el micro tenía prevista una parada, notó que su prima no estaba en su asiento y fue a buscarla al baño. En ese momento, la escuchó a hablar por teléfono con “Karina” Taviansky, la otra imputada, a quien le decía que la joven tenía 17 años y que la iba a generar mucho dinero, que la podían mandar a Río Gallegos o a La Rioja y que necesitaba comprarle ropa.

La víctima volvió a su asiento, simuló estar dormida, aprovechó una distracción de su prima, tomó el celular y le envió mensajes de texto a su hermana para alertarla de la situación. Cuando llegaron a Córdoba, Olivera fue detenida por la División Protección de Personas de la Policía de Córdoba, que había sido informada por sus pares tucumanos. En junio de 2008, la imputada fue procesada y se dictó el embargo sobre sus bienes por diez mil pesos.

Por su parte, Ana Alicia Taviansky está acusada de haber participado criminalmente en la  captación, el financiamiento y la coordinación del traslado de la joven menor de edad con fines de explotación sexual desde la provincia de Tucumán hacia la ciudad de Puerto San Julián, el 22 de mayo de 2008 valiéndose de la co-organización de Olivera.

Durante  la investigación, se pudo determinar que Taviansky es dueña de varios prostíbulos ubicados en la Provincia de Santa Cruz, donde habría sido el destino de la víctima si no se hubiese llevado a cabo el operativo que terminó con la detención de Olivera, luego de que la madre de la joven efectuara la denuncia.

Asimismo, se pudo determinar la existencia de varios llamados entre ambas imputadas entre el 15 y 22 de mayo de 2008, lo que hace suponer que existió una cierta planificación y un alto grado de participación en los hechos que derivaron en el traslado de la menor de edad.

El 28 de julio de 2010, el juez Federal subrogante Mario Agustín Racedo ordenó el procesamiento con prisión preventiva de Taviansky y el embargo sobre sus bienes por 50 mil pesos.

Finalmente, en noviembre de 2012, el fiscal Federal Carlos Alfredo Brito solicitó la elevación a juicio de la causa.